Antidepresivos y ansiolíticos, ¿se pueden tomar juntos?

Una duda muy frecuente entre las personas que padecen un trastorno de ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si la ansiedad se ha convertido en tu compañera de vida desde hace algún tiempo seguramente habrás pasado por tu centro de salud. La mayoría de los médicos prescriben tanto ansiolíticos como antidepresivos. Sí, los antidepresivos también se utilizan en el tratamiento de la ansiedad pero, ¿se pueden tomar juntos los antidepresivos y los ansiolíticos? En principio sí, pero a continuación te damos más detalles acerca de lo que conlleva mezclar ambos fármacos. Muy atenta. 

Tomar a la vez antidepresivos y ansiolíticos

Ya sabemos que los ansiolíticos se prescriben habitualmente para los casos de ansiedad, pero tal vez te sorprenda si tu médico te receta también antidepresivos. No, no quiere decir que tengas depresión, pero ansiedad y depresión comparten características comunes y muchas veces aparece primero una y después la otra. Por eso, es habitual que te encuentres ante dos recetas: una de ansiolíticos y otra de antidepresivos.

La pregunta es si te puedes tomar ambos medicamentos a la vez. Y la respuesta es por supuesto que sí. No hay ningún problema en tomar juntos los ansiolíticos y los antidepresivos, al menos, no más problemas que si tomas solo uno de los medicamentos. Pero vamos a lo que de verdad supone tomar tanto antidepresivos como ansiolíticos.

Debes tener muy claro (porque tal vez tu médico no te lo explique) que los fármacos te pueden ayudar a superar un problema de ansiedad o de depresión, no te cierres en banda a la ayuda farmacológica. Pero debes tener más claro todavía que estos medicamentos tratan los síntomas, no el problema.

Nos explicamos. Cuando te prescriben un antigripal, te ayuda a superar el proceso gripal. Cuando te prescriben ansiolíticos y antidepresivos lo que hacen es aliviar los síntomas tan molestos y hasta terribles de la ansiedad o la depresión. Pero no hacen nada para superar el problema en sí. Lo único que puede ayudarte a vencer la ansiedad es una terapia psicológica.

Los riesgos de los medicamentos para la ansiedad

Una cosa es que puedas tomar ansiolíticos y antidepresivos a la vez y otra cosa es que no estés pendiente de los riesgos. Los riesgos de este tipo de fármacos van más allá de los conocidos efectos secundarios de los antidepresivos, que duran por lo general un par de semanas. El verdadero riesgo es con los ansiolíticos, con la tolerancia y adicción que producen.

No nos cansaremos de repetir el extremo cuidado que hay que tener a la hora de tomar ansiolíticos. Y no nos cansaremos de quejarnos por la facilidad y ligereza con la que se prescriben y además sin informar de los riesgos. Los ansiolíticos enganchan, crean adicción. Luego está la tolerancia al medicamento, es decir, tu cuerpo se acostumbra a la dosis habitual y para conseguir el mismo efecto tendrás que ir tomando cada vez más.

¿Eso quiere decir que no deberías probar jamás un ansiolítico? Nada de eso, hay ocasiones puntuales en las que realmente se necesitan y pueden serte de gran ayuda. Pero procura no tomarlo más de dos semanas seguidas para que tu cuerpo no se acostumbre al medicamento. Al fin y al cabo, los ansiolíticos alivian los síntomas de la ansiedad, pero a la larga es el propio medicamento (o la falta de él) los que crean y generan los síntomas.

Cuidado con los ansiolíticos, que infunden menos temor que los antidepresivos, pero son más peligrosos. Y no, que tengas que tomar durante un tiempo estos fármacos no quiere decir que los tengas que tomar toda la vida. Busca por tu cuenta un tratamiento psicológico para ayudarte a gestionar la ansiedad si no te lo proporcionan en tu centro de salud, porque ese tratamiento será el que vaya a la raíz del problema.

¿Y tú? ¿Tomas antidepresivos o ansiolíticos? ¿Combinas ambos fármacos al mismo tiempo? Cuéntanos tu experiencia con los medicamentos para la ansiedad y la depresión en los comentarios. ¡Desde Diario Femenino siempre trataremos de ayudarte!