8 efectos secundarios de los antidepresivos (que nadie te ha contado)

Lo que puede provocar en tu organismo a corto y largo plazo un fármaco para la depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si te han recetado antidepresivos seguro que te ha entrado cierto recelo por sus posibles consecuencias. Los efectos secundarios de los antidepresivos son los protagonistas de las peores leyendas que se generan sobre la depresión, pero desde Diario Femenino podemos asegurar que no es para tanto, que cada organismo acepta de una manera diferente la medicación y que, en cualquier caso, siempre se pueden frenar esos efectos. Te contamos todo sobre los efectos secundarios de los antidepresivos. Porque informada estarás mucho más segura.

¿Los antidepresivos tienen efectos secundarios?

Lo primero es lo primero. ¿Tienes que tomar antidepresivos si tienes depresión? No siempre. Eso es algo que debéis decidir tú, tu médico de cabecera y tu psicólogo o psiquiatra. Los fármacos para superar la depresión pueden ser necesarios o no, lo que sí será necesario en todo caso es un tratamiento psicológico.

Partiendo de esta base, vayamos con el miedo a los fármacos. Mucha gente teme tomar antidepresivos por primera vez porque piensa que tendrá que tomarlos durante toda su vida. Y eso no es cierto. Los medicamentos harán su efecto y podrás dejarlos para continuar con la psicoterapia y con tu trabajo personal.

Pero hay otro miedo con estas pastillas para la depresión y se trata de sus efectos secundarios. ¿Tantos efectos tienen los antidepresivos? Lo cierto es que NO. Puedes encontrar personas que han tenido que dejar la medicación por sus efectos secundarios, pero también encontrarás muchas más que no notaron ninguno de esos atemorizantes efectos secundarios que describen los prospectos médicos y los testimonios más pesimistas.

Está en juego tu salud física y mental, así que no te dejes llevar por prejuicios o experiencias ajenas. Tomar antidepresivos puede ser necesario en tu caso y no puedes dejar tu salud en manos de leyendas urbanas. Claro que todos los fármacos pueden tener efectos secundarios pero no siempre se notan.

Efectos secundarios de los antidepresivos (a corto y largo plazo)

Como cualquier fármaco, los antidepresivos tienen efectos secundarios, por supuesto. Esos efectos pueden durar unas semanas o todo el tratamiento, pero no todo el mundo los nota. Porque cada organismo es diferente y ocurre lo mismo que con sus efectos beneficiosos, que a unas personas les funciona y a otras no. Entre los efectos secundarios de estos medicamentos para la depresión nos encontramos con:

1 Náuseas

Es uno de los efectos más habituales de tomar antidepresivos. Suelen comenzar al inicio del tratamiento y pueden durar una semana o dos hasta que tu organismo se adapta. Si los mareos y náuseas no son muy limitantes, puedes probar a beber mucho líquido durante el día y a tomar la pastilla junto con algún alimento.

2 Estreñimiento

Como ocurre con casi todos los medicamentos, el sistema digestivo se encuentra con un elemento nuevo que procesar y puede haber algún problema a la hora de ir al baño. Esto puede solucionarse fácilmente aumentando la fibra en tu dieta habitual y saliendo a caminar, que también te vendrá genial para el tratamiento general de la depresión.

3 Alteraciones en el apetito

Puede que durante unos meses tu peso cambie. Las alteraciones del apetito debido a los antidepresivos no se traducen necesariamente en un aumento de peso, puede ser al contrario. Hay personas que tienen más apetito del habitual y personas que pierden el apetito, así que no puedes saber con antelación cuál va a ser tu caso. De cualquier forma, necesitas poner mucha atención en llevar una alimentación equilibrada y practicar ejercicio físico.

4 Fatiga

Otra de las consecuencias de empezar a tomar antidepresivos es la sensación de fatiga o cansancio, algo a lo que ya te habrás acostumbrado si tienes depresión. Estos efectos duran solo unas semanas, así que piensa que si has llegado hasta este punto, podrás seguir un poco más. Si la pastilla te produce somnolencia, pregunta a tu médico si puedes tomarla por la noche.

5 Insomnio

El mundo de los efectos secundarios no deja de ser contradictorio. Ya que si algunas personas notan somnolencia, otras sufren insomnio debido a los medicamentos. Este es un punto importante, ya que dormir bien es imprescindible para notar alguna mejoría en la depresión, así que es el momento de observar casi religiosamente una escrupulosa higiene del sueño. Prueba a tomar la pastilla por la mañana, acostarte y levantarte siempre a la misma hora, hacer un poco de ejercicio y no tomar bebidas estimulantes. Los ejercicios de respiración también ayudan mucho a la hora de conciliar el sueño.

6 Sequedad de boca

La sequedad de boca es habitual en casi todos los fármacos. No es preocupante y se combate bebiendo sorbos de agua frecuentemente, lavándote los dientes, respirando por la nariz o utilizando caramelos y chicles para aliviar la molesta sensación.

7 Ansiedad

Algunos antidepresivos tienen entre sus efectos secundarios la agitación o la ansiedad. Este síntoma complica bastante el tratamiento ya que muchos casos de depresión están ligados a los trastornos de ansiedad. Que estés tomando un fármaco para la depresión y que te empeore el problema de ansiedad no es lo más indicado, así que lo mejor es que hables con tu médico y te cambie el antidepresivo.

8 Falta de deseo sexual

A veces se esconde entre la propia depresión, pero algunas personas notan una reducción del deseo sexual al tomar antidepresivos. Como todos los efectos secundarios, se trata de un problema temporal que tu pareja puede entender perfectamente. Y, en cualquier caso, no conviene obsesionarse porque puede que no notes ningún cambio en tu vida sexual.

Otros efectos secundarios (menos frecuentes) de los antidepresivos

Hay más efectos secundarios de los antidepresivos (o puede haberlos), pero estos son los más habituales. Llega un momento en el que no sabes si lo que te está pasando es consecuencia de la medicación o de la propia depresión, por eso es importante no sugestionarse buscando síntomas de que las pastillas te están haciendo mal.

Sin embargo, sí hay que estar muy atentos a algunos efectos que pueden llegar a ser peligrosos. No son habituales y seguramente nadie te los haya contado (ni advertido), todo hay que decirlo. Y si ocurren, es porque hay un problema de salud previo, pero si notas algunos de estos síntomas, acude cuanto antes a un centro médico.

Estamos hablando de efectos como temblores, reacciones alérgicas en la piel, visión borrosa o dolor en pecho. Pero insistimos, no dejes que la literatura fantástica te haga tomar los antidepresivos con miedo porque puede que no notes ningún efecto secundario. Si sigues las recomendaciones del médico y sigues una terapia adecuada, solo notarás los beneficios y en poco tiempo podrás dejar de tomar fármacos.

¿Tomas antidepresivos? ¿Qué efectos secundarios has notado? Comparte tu experiencia con nosotras y con otras lectoras y si quieres seguir leyendo más aspectos sobre la depresión, no olvides que en Diario Femenino tenemos mucha información al respecto. De la depresión se puede salir, ¡que no te quepa la menor duda!