¿Están funcionando los antidepresivos? Algunas señales para saberlo

Cómo saber si los fármacos para la depresión te están haciendo efecto

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo saber si los antidepresivos funcionan

Unos 350 millones de personas en todo el mundo sufren depresión. Lo más alarmante de todo es que cada día que pasa la cifra aumenta. Al mismo tiempo, también se incrementa la prescripción de fármacos para tratar esta enfermedad y es normal que surjan dudas en cuanto a su efectividad y a su conveniencia. ¿Quieres saber si están funcionando los antidepresivos? Existen varias señales que pueden darte la clave para saberlo.

Cómo saber si los antidepresivos están haciéndome efecto

Desde que llega el diagnóstico de la depresión hasta que empiezas a sentirte mejor pasa un tiempo. Los antidepresivos no son pastillas mágicas que en cuanto las tomas hacen que desaparezca tu enfermedad. Hay que ser muy paciente y, además, ya sabes que solo con la medicación no se puede superar. La medicación siempre es un complemento a la terapia psicológica.

Aún así, es totalmente normal que te preguntes si están funcionando los antidepresivos y tenemos algunas maneras para comprobarlo.

+ Los antidepresivos se notan con el tiempo

Paciencia, tiempo al tiempo o tómatelo con calma. Lo escucharás mil veces durante todo el proceso y por más que te suene a palabras vacías, lo cierto es que tienen mucha razón. Muchas personas notan los efectos de los antidepresivos a los pocos días de empezar a tomarlos, pero son la excepción.

Lo normal es que este medicamento tarde entre 4 y 6 semanas en hacer efecto o en que se noten sus resultados. Y seguro que notas antes los efectos secundarios que sus beneficios. Así que no te desesperes y espera un tiempo prudencial antes de ir al médico y pedir que te cambie los antidepresivos porque no funcionan.

+ Tu cuerpo reacciona a los antidepresivos

Si los antidepresivos están cumpliendo su función, pasadas unas semanas notarás los efectos en tu cuerpo. Te sentirás con más fuerza, con más energía y con una cierta vitalidad. Será extraño después de tanto tiempo de agotamiento y parálisis con la depresión, pero tendrás que aprovechar el momento.

La mejor forma de ayudar a que los antidepresivos funcionen es hacer deporte. No hace falta que te dediques a la competición o que te machaques en el gimnasio, pero en cuanto notes ese empujoncito de fuerza extra, aprovéchala. Sal a caminar o a correr casi todos los días o convence a alguien para apuntaros juntos a clases de tenis, esgrima, natación o lo que más te atraiga.

+ Tu mente reacciona a los antidepresivos

Lo que hacen los antidepresivos es ayudarte a regular los neurotransmisores como la serotonina, la noreprinefina y la dopamina, por lo que en unas semanas tienes que empezar a notar cambios en tu mente o en tu actitud frente a la vida. Insistimos en que no se trata de una pastilla mágica, pero notarás cómo progresivamente pasas de pensar que no hay salida a buscar medios y soluciones para salir adelante.

Es por eso que en la mayoría de los casos de depresión, ya sea leve, moderada o grave, es necesario tomar antidepresivos. Y al mismo tiempo que vas notando una mejoría, tienes que prestar menos atención a los posibles efectos adversos.

Cómo ayudar a que los antidepresivos funcionen

Cómo hacer que los antidepresivos funcionen

Como hay varios tipos de antidepresivos es evidente que no todos funcionan igual en todas las personas. Por eso, es importante que no desesperes, tal vez tengas que probar con varios. Y cuando entre tu médico y tú deis con el antidepresivo adecuado, ya sabes que no sirve solo con la medicación.

Para superar una depresión tienes que hacer algún esfuerzo extra que al principio te parecerá titánico. Especialmente salir, salir a la calle, no dejar que la apatía te mantenga en la cama o en el sofá. También hacer un poco de ejercicio físico y dedicar todo el tiempo que puedas a hacer esas cosas con las que disfrutas, que te hacen sonreír.

Y no olvides que puedes salir de una depresión sin curarla, por lo que puede haber recaídas. De ahí la necesidad de recibir también un tratamiento psicológico, para superar y curar esta enfermedad, para conocerla al detalle, detectar sus signos de aviso y protegerte en el futuro.

¿Pueden dejar de funcionar los antidepresivos?

Como ya te hemos comentado, lo normal es que tras un tiempo tomando antidepresivos, los síntomas de la depresión comiencen a desaparecer. Pero esto no quiere decir que, en cuanto empieces a notar mejoría, tengas que dejar de tomar la medicación. Al contrario, debes seguir tomándola hasta que tu médico te indique lo contrario.

Lo que sucede es que, en algunos casos concretos, después de estar un largo plazo tomando antidepresivos de repente estos dejan de hacer su efecto. Es lo que se conoce como ‘agotamiento’ o ‘tolerancia’ y lo que quiere decir es que tu cuerpo ya se ha acostumbrado a ellos y que, por tanto, ya no reacciona a sus efectos.

Además, también existen otros factores que pueden hacer que los antidepresivos dejen de funcionar

+ Otro problema de salud: existen otras enfermedades que combinadas con la depresión pueden hacer que los síntomas se incrementen impidiendo la efectividad de los antidepresivos. Es el caso, por ejemplo, del hipotiroidismo.

+ Medicamento nuevo: algunos medicamentos que se toman para combatir otro tipo de afecciones no relacionadas con la depresión pueden interferir en la eficacia de los antidepresivos disminuyendo sus efectos.

+ Edad: a medida que se envejece, el cuerpo cambia y procesa los medicamentos de manera diferente. El antidepresivo que tomabas hace dos años, puede no hacerte el mismo efecto en este momento de tu vida.

+ Trastorno bipolar no diagnosticado: el trastorno bipolar también provoca cambios en el estado de ánimo. Para combatirlo, no basta con los antidepresivos, se necesita un antipsicótico o estabilizador del humor.

Qué hacer si los antidepresivos NO funcionan

No me hacen efecto los antidepresivos, ¿qué hago?

Si después de haber probado diferentes tipos de antidepresivos descubres que ninguno te hace el efecto deseado o después de haber pasado un tiempo tomando un antidepresivo concreto (con buenos resultados) de repente deja de funcionar, debes tener en cuenta lo siguiente:

+ Quizá no tengas depresión: El diagnóstico de la depresión es complicado y, a veces, no del todo preciso. Puede pasar (en casos muy excepcionales) que te diagnostiquen depresión, pero que realmente padezcas otro tipo de trastorno que necesita otro fármaco distinto para curarse. En estos casos, lo mejor es pedir una segunda opinión a otro profesional.

+ Terapia psicológica: insistimos en que la terapia psicológica es el mejor remedio contra la depresión. Réstale importancia a los antidepresivos y apóyate fundamentalmente en ella. Te costará más tiempo y más esfuerzo, pero será la que realmente te ayude a cortar el problema de raíz y a comenzar a ver la vida de otra manera.

¿Y tú? ¿Tomas antidepresivos? ¿Cuál ha sido tu experiencia con ellos? Cuéntanosla en los comentarios. ¡Ayudarás a otras lectoras! Y no te olvides de que en Diario Femenino tenemos una categoría de ‘depresión’ donde te echamos una mano para que puedas superar tu enfermedad. ¡Se puede salir, créenos!

Puedes leer más artículos similares a ¿Están funcionando los antidepresivos? Algunas señales para saberlo, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.