Trastorno bipolar: qué es, causas, síntomas, tratamiento y precauciones

Mariah Carey o Catherine Zeta Jones padecen esta enfermedad

Leiore Garaio

Trastorno bipolar: qué es, síntomas, tratamientos

El trastorno bipolar es una enfermedad de tipo psiquiátrico que se caracteriza por alternar estados de ánimo opuestos en períodos de tiempo muy cortos. Las personas que la sufren (Mariah Carey es la última famosa que admitir que sufre esta enfermedad) pueden pasar de estados de manía a la depresión más profunda en muy poco tiempo y en procesos que suelen ser cíclicos. Es una enfermedad que afecta por igual a mujeres y hombres. La franja de edad más habitual para su aparición va de los 15 a los 25 años.

Causas del trastorno bipolar

Se desconoce qué causa este tipo de trastornos, aunque los investigadores han llegado a la conclusión de que no existe un único desencadenante, sino que la unión de varios factores acaba derivando en enfermedad. Se ha observado más incidencia en personas con antecedentes familiares de trastorno bipolar y también en pacientes con problemas psicológicos.

El exceso de estrés emocional, tanto por momentos de gran felicidad (un gran éxito profesional, tener un hijo) como por fracasos (un despido), el consumo de drogas, sufrir de insomnio y algunos tipos de antidepresivos o el alcohol pueden desencadenar un episodio de tipo maníaco o depresivo.

Síntomas del trastorno bipolar

Cuando se encuentra en la fase maníaca el enfermo puede tener alguno de los siguientes comportamientos, con distinta intensidad según la persona: distraerse fácilmente, dormir poco, mostrar poco criterio, enfadarse con facilidad y con ira, comportarse de manera temeraria y comprometerse de manera exagerada con cualquier actividad.

trastorno bipolar

En la fase depresiva, el enfermo de trastorno bipolar se ve invadido por la tristeza, trastornos de la alimentación, dificultad para concentrarse, culpa, baja autoestima, cansancio extremo, deseos de suicidio, trastornos del sueño y soledad voluntaria. Estas dos fases pueden aparecer por separado o bien superponerse entre ellas.

Tratamiento del trastorno bipolar

Lo primero que se usa para aliviar los síntomas del trastorno bipolar son fármacos, tratando de evitar los cambios bruscos de ánimo y la necesidad de hospitalización, así como los deseos de suicidio. Cuando los fármacos no son suficientes se pueden acompañar de otras técnicas, como la técnica electroconvulsiva (bajo anestesia) y la estimulación magnética transcraneal dirigida a las zonas afectadas del cerebro. Los medicamentos ayudan a controlar los síntomas de este trastorno, pero el enfermo necesita ayuda o supervisión para no abandonar la medicación y tomar las dosis correctas.

Precauciones ante el trastorno bipolar

No tratar el trastorno bipolar puede traer problemas serios. Es conveniente conocer sus desencadenantes tales como abuso del alcohol o drogas, pasar por momentos de estrés emocional (especialmente si se trata de problemas personales) o si se aprecian señales de pensamientos suicidas o de autoagresión.

Es una enfermedad difícil que el propio paciente y sus allegados deben conocer para poder enfrentarse a ella con todas las herramientas posibles. No hay que bajar la guardia ni siquiera si la medicación se está tomando de manera correcta: algunos síntomas pueden permanecer y otros aparecer de manera esporádica (o no).

Hay que llevar un ritmo de vida saludable, con un buen descanso y lejos de drogas. Además, el entorno de enfermo bipolar puede ayudar al médico en su diagnóstico ya que, en ocasiones, el paciente puede tener el criterio alterado y no ser consciente de su situación.