El enemigo del sueño: tipos de insomnio

El insomnio y sus tipos

El insomnio es un trastorno del sueño muy frecuente, tanto que a lo largo de nuestra vida todo el mundo podemos llegar a padecerlo en mayor o menor medida. El problema aparece cuando el insomnio es repetido y repercute en la calidad de vida, ya que un buen descanso es vital para sentirse activo durante el día.

No dormir tiene diversas causas. El estrés y las preocupaciones económicas, familiares o del tipo que sean juegan en nuestra contra a la hora de irnos a la cama, ya que las personas que no son capaces de desconectar a la hora de dormir no podrán conciliar el sueño. Tampoco ayuda cambiar frecuentemente de horas de acostarse y levantarse, porque el cuerpo no termina de acostumbrarse y se descontrola, así que una buena rutina en este sentido es primordial para evitar el insomnio.

La ansiedad, el estrés post-traumático y la depresión pueden producir insomnio, así como el dolor intenso con el que muchas personas tienen que vivir diariamente. Además, cenar copiosamente, o por el contrario irse a dormir sin haber probado bocado, o ingerir bebidas estimulantes como el café o el dificultan la conciliación del sueño.

Tipos de insomnio

La dificultad para alcanzar el sueño tiene tres formas diferenciadas, más un cuarto tipo de alteración del sueño: puede haber problemas para dormir al acostarse, es decir, insomnio inicial, que es el más común; después se encuentra el insomnio intermedio, que se da cuando la persona se despierta con frecuencia durante la noche; también puede aparecer el insomnio terminal, que ocurre cuando el despertar tiene lugar por la mañana, tiempo antes de lo esperado y deseado por la persona afectada; y finalmente se encuentra la alteración del patrón del sueño, que tiene lugar cuando la persona se acuesta y duerme un número adecuado de horas pero se despierta cansado, como si no hubiera descansado nada.

En función de su duración, el insomnio puede ser transitorio o agudo, con una duración inferior a un mes; subagudo, que se puede prolongar más de cuatro semanas pero no dura más allá de 3 a 6 meses; y por último el insomnio crónico, que puede llegar a durar más de 6 meses.

Según la seriedad del insomnio puede ser leve, por el cual el individuo afectado sufre un pequeño deterioro en su calidad de vida; cuando es moderado comienzan a aparecer síntomas como irritabilidad, fatiga y ansiedad, es aquí cuando el insomnio comienza a repercutir de forma más acusada en los afectados. En el estadio más fuerte del insomnio, de corte grave, la calidad de vida de los individuos que sufren problemas de sueño se reduce en mayor medida.

Consecuencias de no dormir bien

Las personas que se ven afectadas por el insomnio pueden acabar padeciendo dificultades de concentración, depresión, cansancio, somnolencia, irritabilidad e incluso pueden sufrir y provocar accidentes de tráfico. Además sus relaciones laborales y personales se ven afectadas negativamente y su saludse puede ver mermada.

Dormir bien no es solo fundamental para el cuerpo, sino también para el alma. Cuando dormimos tenemos que dejar a un lado las preocupaciones que nos atenazan, relajarnos y simplemente entregarnos 'a los brazos de Morfeo', puesto que tras un buen descanso nos encontraremos preparados para iniciar un nuevo día.

10 remedios contra el insomnio

10 remedios contra el insomnio

Alimentos que provocan insomnio

Alimentos que provocan insomnio

Insomnio por café

Insomnio por café

Trucos para insomnio en el avión

Trucos para insomnio en el avión

Consejos contra el insomnio

Consejos contra el insomnio

Problemas de personas con insomnio

Problemas de personas con insomnio

G. A. Duque  •  jueves, 20 de abril de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x