Insomnio por la noche, sueño por el día: dormirse en el trabajo

Irene Gusi

No conciliar el sueño durante la noche puede hacerte jugar una mala pasada por el día, sobre todo en tu jornada laboral.

Hay personas que han conseguido llegar a nivel experto en esto de dormir siestas durante el trabajo. Estos son algunos ejemplos:

- Trabajar en una obra requiere un gran esfuerzo físico y si no que se lo digan a estos dos señores que no dudaron en echarse una siestecilla para reponer fuerzas.

Vía: twitter

- Un viaje produce estrés y puede que la noche de antes no logres dormir por los nervios previos, pero cuidado con coger el sueño en determinadas partes del avión.

Vía: lmgur.com

- Una fábrica de libros es una buen sitio para dormir y si no mira a este hombre que encontró una cama de lo más cómoda.

Vía: lmgur.com

- Entre tanto colocar estanterías creo que ya va siendo hora de una siestecilla.

Vía: twitter

- Me gusta tanto trabajar con animales que ya he cogido sus horarios de dormir.

Vía: lmgur.com

- Para los creativos que no duermen de cualquier forma en el trabajo.

 Dormir en el trabajo

Vía: lmgur.com

 

Puedes leer más artículos similares a Insomnio por la noche, sueño por el día: dormirse en el trabajo, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.