Empieza a dormir bien: 5 consejos para un año 2015 sin insomnio

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay que dormir más y mejor. Un sueño reparador es la base de una buena calidad de vida y es imprescindible para gozar de buena salud. Por eso estamos luchando en una especie de cruzada anti insomnio. Porque el insomnio es el origen de muchos de nuestros problemas. Sigue nuestros consejos para dormir bien.

Higiene del sueño para dormir bien

El insomnio es un trastorno del sueño que muchas veces necesita un tratamiento médico. Pero nos podríamos ahorrar ese tratamiento si empezásemos a valorar la importancia que realmente tiene el sueño reparador en nuestras vidas. Dormir bien es tan importante como comer cada día o beber agua. Por eso, antes de ir al médico, siempre recomendamos probar a seguir escrupulosamente una buena higiene del sueño.

Para los que aún se pregunten qué es eso de la higiene del sueño aclaramos que son una serie de medidas cotidianas para dormir bien. La higiene del sueño es el arma fundamental en la lucha contra el insomnio, pero ha de ser practicada con regularidad y de forma responsable. El primer paso para mantener una higiene del sueño adecuada es seguir un horario regular de sueño, que parece que es la medida que más cuesta.

Acostarse y levantarse siempre a la misma hora y no romper esos horarios ni siquiera en fin de semana es básico si queremos evitar más noches en vela. Como también es básico eliminar las bebidas excitantes por la tarde, vigilar los alimentos que ingerimos en la cena, apagar los aparatos electrónicos un rato antes de ir a dormir y disponer de un dormitorio que invite al sueño.

Consejos contra el insomnio

1 Dieta. Si cambias el café, el té o los refrescos por infusiones relajantes a partir de las 5 de la tarde y si eliminas las grasas de la cena te irás a la cama menos inquieta y lista para un sueño reparador.

2 Desactívate. Debes prepararte para ir a dormir desde unas horas antes bajando el ritmo de las obligaciones diarias. Procura ir eliminando todo el estrés de la jornada desactivándote poco a poco. Y después de la cena, relájate y prepara cuerpo y mente para dormir.

3 Relájate. Y respira. Darte un baño relajante antes de ir a dormir puede ayudarte a conciliar el sueño. Y una vez en la cama, cierra los ojos y practica ejercicios de respiración durante unos minutos en los que solo seas consciente de esa respiración. Así conseguirás alejar las preocupaciones de la cama.

4 Aromaterapia. El poder de los aromas es inmenso. Coloca lavanda en tu dormitorio para evitar el nerviosismo, incluso puedes poner unas gotas de esencia de lavanda en tu almohada para dormir como un bebé. La aromaterapia es una de las terapias naturales más efectivas contra el insomnio.

5 Pastillas. Si tu problema de insomnio es pasajero, procura evitar las pastillas para dormir ya que tienen un alto grado de dependencia. Consulta con tu médico otras técnicas más naturales para dormir antes de recurrir a los fármacos.

Puedes leer más artículos similares a Empieza a dormir bien: 5 consejos para un año 2015 sin insomnio, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.