Infusiones para combatir el insomnio: descubre el relajante efecto de las plantas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No puedes dormir. Lo has comprobado hace ya varios días, que duermes menos horas, que tardas mucho tiempo en dormirte y que te despiertas a media noche totalmente desvelada. Para combatir el insomnio es necesario buscar el origen o la causa de ese insomnio y luego, cambiar ciertos hábitos que pueden estar boicoteando tu ciclo del sueño. Nos hemos fijado en las infusiones para dormir porque es uno de esos remedios naturales que no tienen efectos secundarios.

Infusiones vs pastillas para dormir

Lógicamente la eficacia de una infusión para combatir el insomnio no tiene la inmediatez de las pastillas para dormir. Pero tampoco tiene efectos secundarios. Acostumbrarnos a tomar infusiones para dormir es una buena forma de habituarnos a buscar el sueño, porque muchas veces son nuestras costumbres las que provocan el insomnio. Tal vez no haga falta llegar a tomar pastillas para dormir, tal vez con solo sustituir las bebidas estimulantes a partir de la tarde por infusiones relajantes estemos dando un gran paso para dormir bien.

El día de cualquier persona, independientemente del horario de trabajo que tenga, consiste en un ciclo de horarios. Ese ciclo comienza con el sueño reparador que nos proporcione el descanso que necesitamos para despertar y comenzar nuestro día con toda la energía. Es al despertar cuando debemos estar al máximo de energía, algo que no podemos lograr si tenemos insomnio.

Según van avanzando las horas, luego de que el horario laboral llega a su fin, es cuando debemos empezar a pensar en nuestro descanso, por mucho que aún nos queden muchas horas por delante y muchas obligaciones. Pero se trata de ir reduciendo paulatinamente la actividad del día. Para lograr esto, las infusiones son un buen recurso para que nuestro cuerpo vaya pidiendo relajación y descanso. Después de comer, podemos olvidarnos del café y del té y cambiarlos por una infusión relajante.

Infusiones para dormir

Además de tomar las infusiones por la tarde, podemos acabar el día tomando una infusión que llame al sueño. Si además queremos disfrutar y hacer de ese momento todo un ritual anti insomnio podemos elegir infusiones de sabor y aroma agradable como la de lavanda o la de azahar. Aunque las infusiones para dormir más conocidas son las de manzanilla y tila, hay un sinfín de plantas que pueden ayudarnos a dormir mejor.

Entre las infusiones para dormir más efectivas están la de valeriana, pero la mayoría de la gente coincide en que su sabor no es demasiado agradable y por eso es más frecuente tomar la valeriana en grajeas. Tan efectivas como la valeriana pero con un sabor que se acepta mejor encontramos la infusión de pasiflora y la de amapola. Y si lo no te asusta romper esquema en cuanto a infusiones tradicionales, la de lechuga está entre los mejores aliados del sueño.