¿Tengo depresión? Cómo se diagnostica una depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Por tratarse de un trastorno emocional, la depresión muchas veces no es diagnosticada a tiempo. Es más, más de la mitad de las personas que sufren depresión no reciben el tratamiento adecuado porque no están diagnosticadas. Las consecuencias de vivir con una depresión sin diagnosticar son alarmantes ya que aumentan las dolencias físicas, los trastornos emocionales, el aislamiento social y pueden llegar hasta el suicidio. Te contamos cómo se diagnostica una depresión.

Cómo se diagnostica una depresión

Nos preguntamos por la forma de diagnosticar una depresión, ya que no estamos hablando de una dolencia evidente cuyos síntomas físicos nos confirmen de lo que se trata. Nos movemos en el terreno de la emociones y lo cierto es que por nosotras mismas no podemos determinar si estamos ante un periodo de tristeza, un estado de decaimiento o un trastorno depresivo. Por eso, el diagnóstico de la depresión solo puede venir de la mano de un profesional que utilizará algunos de los siguientes medios para confirmar el trastorno emocional.

- Una entrevista clínica inicial, donde hablaremos con nuestro médico de cómo sentimos, los síntomas que hemos detectado y desde cuándo estamos en ese estado de decaimiento. Es el momento de revisar el historial clínico avisando de otras enfermedades que tengamos así como los antecedentes familiares de trastornos emocionales.

- Un buen médico debería fijarse en nuestro comportamiento, en nuestra forma de hablar, de andar, de movernos, en cómo nos sentamos, en el movimiento de nuestros ojos y también de nuestras manos, porque todo ello puede mostrar indicios de depresión o de cualquier otro trastorno emocional, como puede ser la ansiedad generalizada o el trastorno obsesivo compulsivo.

- La exploración física incluyendo análisis de sangre y orina es fundamental para descartar cualquier otro problema de salud o para determinar la causa de la depresión en caso de que sea una depresión con origen biológico. En este momento también se puede comprobar el alcance de los síntomas físicos de la depresión.

- También es necesaria una exploración psicológica que se realizará mediante cuestionarios. El test de depresión puede dar una idea aproximada tanto del tipo de depresión que padecemos como del grado de la misma. Así se facilita la búsqueda del tratamiento más adecuado.