Fases de una depresión: el camino hacia la felicidad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Sabemos que para superar una depresión necesitamos ayuda psicológica, tratamiento farmacológico, cariño de nuestros seres queridos, voluntad para curarnos y tanta paciencia como tiempo nos lleve la recuperación. Porque una depresión se cura, pero no de la noche a la mañana.

Por eso hemos elaborado un mapa del camino hacia la felicidad, para conocer todas las fases que hemos de pasar hasta que nuestra sonrisa vuelva a ser nuestra seña de identidad, hasta que dejemos atrás la tristeza y hasta que nos sintamos fuertes, seguras, confiadas y merecedoras de la felicidad. Atravesamos todas las fases de una depresión.

Fases de una depresión

Obviamente no todos los casos de depresión son iguales, ni todas las personas acogen igual los tratamientos, ni todas las circunstancias son las mismas. Cada depresión es distinta porque distinta es la persona que la padece, pero en general, podemos observar seis fases para superar una depresión.

Fase 1. Te encuentras triste, decaída y desanimada. Tu estado de ánimo cambia drásticamente sin motivo aparente y notas una sensación permanente de pesimismo e incomprensión. No comprendes qué es lo que te pasa, no comprendes por qué tienes ganas de llorar, ni por qué has perdido el interés ni por qué cada vez te cuesta más encontrar motivos para sonreír. En este momento aún no consideras la posibilidad de ir al médico porque crees que se trata de un trastorno anímico pasajero.

Fase 2. Empiezas a pensar que algo te ocurre y que tal vez necesites ayuda, porque la tristeza no desaparece, las ganas de llorar tampoco y cada vez te interesan menos las cosas que te rodean. Además, el cansancio se hace notar, un cansancio que no sabes de dónde viene, pero te sientes agotada, fatigada y sin ganas de nada. Es el momento de acudir al médico.

Fase 3. Una vez diagnosticada la depresión es el momento de ponerse en tratamiento, de ver los primeros efectos de los medicamentos y de tomar la decisión de recuperarnos. Esta fase va a durar más o menos dependiendo de tu convicción para superar la depresión. ¿Crees que te mereces estar deprimida o tu objetivo es ser feliz? Entre el médico, el psicólogo y tú podéis trazar los pasos de tu recuperación y empezar a trabajar como un equipo.

Fase 4. Ahora ya sabes lo que necesitas, sabes que no puedes encerrarte en casa, sabes que vas a tener que esforzarte y hasta obligarte a hacer cosas que no te apetecen, como salir, relacionarte, hablar con la gente. Pero también empiezas a ver algunos progresos en tu estado de ánimo y eso da esperanzas para superar tu depresión.

Fase 5. Con la ayuda de los medicamentos y de la psicoterapia cada vez te cuesta menos sonreír y puedes encontrar algunas situaciones sociales hasta agradables. Es el momento de reforzar tu estado de ánimo haciendo las cosas que más te gustan, apúntate a bailes, idiomas, cerámica o yoga. Y descubre las técnicas de relajación que te ayudarán a aliviar los malos momentos.

Fase 6. Por fin has visto que puedes conseguirlo. Ahora te sientes mucho mejor, más fuerte psicológicamente y hasta puedes controlar tus estados de ánimo. Ahora sabes transformar el pensamiento negativo por otro más optimista y el mundo no te parece tan hostil. Ahora sabes que puedes ser feliz y estás dispuesta a conseguirlo.