Cómo aumentar los niveles de serotonina para evitar o superar la depresión

¿Qué es la serotonina?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La depresión es un trastorno psicológico cuyas causas son difíciles de determinar. A veces caemos en una depresión por factores emocionales como la soledad o la tristeza; otras por factores ambientales como una experiencia traumática y otras veces la depresión responde a factores fisiológicos.

Existen una gran cantidad de palabras técnicas que a menudo se relacionan con la depresión que la mayoría de las veces se nos escapan. Tecnicismos médicos que no comprendemos bien, pero que debemos conocer porque cuanto más sepamos, más armas tendremos para combatir a nuestro enemigo. Y una de esas palabras estrechamente relacionadas con la depresión es la serotonina.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es un neurotransmisor que actúa sobre algunas emociones como la ira, o el humor, pero también sobre el ciclo de sueño, la temperatura corporal, el apetito y hasta el deseo sexual. Se trata, por tanto, de una sustancia cuyos niveles deben estar compensados para regular nuestro estado de ánimo y mantener nuestro equilibrio emocional.

La serotonina aparece irremediablemente ligada a la depresión. Si bien se ha demostrado que las personas que sufren depresión tienen unos niveles más bajos de serotonina, lo que aún no sabemos es si la disminución de esta sustancia puede ser causa de depresión.

En cualquier caso, lo que nos importa saber es que se trata de un neurotransmisor vital para mantener un buen estado anímico, así que vamos a hacer todo lo posible para aumentar esos niveles de serotonina que tanto necesitamos para alejar la depresión. Hemos buscado los mejores métodos para tener contralada la serotonina.

Cómo aumentar los niveles de serotonina

Alguna vez hemos hablado de la necesidad de los antidepresivos en el tratamiento de la depresión, así como de las precauciones que debemos tomar frente a estos medicamentos. Pero es cierto que el modo de actuación de los antidepresivos se basa en aumentar los niveles de serotonina, por lo que nos notamos más felices y con más ilusión.

Pero hay otros remedios más naturales que tenemos a nuestro alcance diario y que pueden ayudarnos a regular y aumentar los niveles de serotonina. Es el caso de los ejercicios de respiración o la práctica del yoga, cuyos beneficios actúan directamente sobre el cerebro y sobre el funcionamiento de los neurotransmisores. En cualquier caso, el ejercicio físico es algo que recomiendan en cualquier tratamiento para la depresión, precisamente por aumentar los niveles de serotonina.

La alimentación también puede ayudarnos en nuestra búsqueda de esta sustancia. Una dieta rica en proteínas favorece la producción de triptófano, otra de esas palabras difíciles, que no es más que el aminoácido que se encarga de liberar la serotonina. Parece que los alimentos ricos en omega 3 como el salmón, las sardinas o los frutos secos también son beneficiosos para producir más serotonina. Aunque uno de los remedios que más nos atraen es el chocolate, especialmente el chocolate negro que, por sus propiedades, viene a ser como una especie de antidepresivo natural.