¿Además de deprimida, cansada? Cómo combatir el cansancio en la depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Sufrir una depresión genera una serie de síntomas o problemas emocionales como la tristeza, la apatía, la falta de autoestima o las ganas de llorar. Pero también podemos ver síntomas físicos de la depresión en el insomnio, el dolor de cabeza, los dolores musculares y en el cansancio, agotamiento o fatiga que nos invade.

Lógicamente, no podemos tratar cada uno de los síntomas de la depresión por separado, ya que son muchos frentes abiertos. Pero hay algunos de esos síntomas, esos que nos impiden realizar con normalidad nuestras actividades cotidianas que podemos paliar o reducir su intensidad. Por eso hemos buscado los mejores remedios para combatir el cansancio en la depresión.

Cansancio y depresión

No todas las personas que están atravesando una depresión sufren los mismos síntomas por igual. Pero si hay algo característico y que se da en casi todos los casos de depresión es el cansancio, la fatiga o el agotamiento. Hablamos de un cansancio mental por no saber cómo salir de ese pozo de tristeza y de angustia en el que nos vemos.

Pero hablamos también de un cansancio físico, de un agotamiento del organismo, de una fatiga evidente que nos impide realizar cualquier actividad que implique movimiento. No ya hacer ejercicio físico, algo que es fundamental para superar una depresión, sino que el cansancio propio de este trastorno emocional dificulta las tareas diarias más sencillas.

De este cansancio deriva el estado de apatía. Ya que cualquier movimiento nos cuesta un esfuerzo enorme, dejamos paulatinamente de realizar cualquier actividad, desde las tareas de hogar, o salir a la compra, hasta cualquier gesto tan básico como una ducha o cambiarnos de ropa. Como podemos ver, el cansancio es uno de los síntomas de la depresión que debemos aprender a combatir.

Combatir el cansancio de la depresión

Puesto que el cansancio producido por la depresión es un cansancio que combina factores emocionales y físicos, su tratamiento es muy difícil y no va a desaparecer hasta que no superemos la depresión. Sin embargo, sí podemos paliar las consecuencias de ese cansancio y reducir su intensidad con remedios caseros combinados con el tratamiento farmacológico para la depresión.

Se trata en todo caso de aumentar las fuerzas, ya que la fatiga es un estado que reduce la energía y la fuerza. Productos naturales como la jalea real, si los incluyes en el desayuno pueden ayudarte a sentirte mejor, así como algún complejo vitamínico que mejore también el ánimo. Aunque en este caso, antes de tomar ningún suplemento habrá que consultarlo con el médico.

Aunque parezca contradictorio, el cansancio se cura moviéndote. Sabemos bien, que no es solo una cuestión física, que ese agotamiento impide que te muevas del sofá, así que no ves posible cómo realizar algún ejercicio físico. Si te obligas a caminar por el parque solo un día, si lo haces acompañada de alguna amiga, notarás enseguida cómo el cansancio se ha reducido. Compruébalo e imagina cómo te sentirás si sales a pasear cada día.

Puedes leer más artículos similares a ¿Además de deprimida, cansada? Cómo combatir el cansancio en la depresión, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.