Reiki para tratar la depresión, ¿funciona?

Beneficios de esta terapia alternativa

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Queremos combatir la depresión con todos los medios que tengamos a nuestro alcance, por eso nos interesamos por todo tipo de tratamientos para la depresión, desde los más convencionales como los antidepresivos o la terapia psicológica hasta las terapias alternativas.

Una de esas terapias alternativas es el Reiki, una técnica oriental basada en el poder curativo de las manos que, aunque la primera impresión sea un tanto esotérica, parece dar muy buenos resultados para curar los síntomas de la depresión, entre otras enfermedades.

Como el Reiki viene avalada por la OMS, nos hemos propuesto conocer un poco más este tratamiento que puede ayudarnos a superar la depresión. Y dado que no tiene ningún efecto secundario, ni contraindicaciones y se recomienda como complemento de otros tratamientos, estamos seguras de que el Reiki es un aliado más en nuestra lucha contra la depresión.

Qué es el Reiki

Cuando hablamos de medicina oriental hablamos generalmente de energía y equilibrio. Dos conceptos que nos suenan a esoterismo, a filosofía o a excéntricos gurús, pero que tiene una lógica muy simple y natural. El cuerpo humano funciona mediante flujos de energía y necesita de un equilibrio entre lo físico y lo emocional.

Es cuando se rompe ese equilibrio y cuando la energía queda bloqueada cuando aparecen las enfermedades, sean del tipo que sean, incluida la depresión. La base del Reiki es la misma que la de, por ejemplo, la acupuntura; se trata de desbloquear esa energía que ha quedado atascada por algún motivo.

Nos gustaría desterrar cualquier prejuicio acerca de estas terapias alternativas, porque hoy en día se ha comprobado que tienen muy buenos resultados en los tratamientos para la depresión. La práctica del Reiki se basa en la imposición de manos para liberar el flujo de energía, esa energía bloqueada que está perjudicando nuestra salud.

Reiki para la depresión

En los casos de depresión, hay que tener en cuenta no solo sus síntomas, como fatiga, desgana, insomnio, tristeza, angustia o ansiedad, sino también su origen, aunque la mayoría de las veces, la depresión no tenga una causa concreta. Si por algo se caracterizan los estados depresivos es por ese bloqueo emocional que nos incapacita para afrontar los problemas.

El Reiki, por medio de las manos, trata de desbloquear esa energía y parece conseguirlo de una forma muy eficaz. Parece que desde la primera sesión de Reiki, algunos de los síntomas de depresión se alivian y empezamos a sentirnos más animados y con más ganas.

La duración del tratamiento con Reiki dependerá del grado y del tipo de depresión. Pero además de aliviar los síntomas, esta terapia alternativa actúa directamente sobre el origen de la depresión, enseñando a nuestro cuerpo a recuperarse utilizando sus propios recursos.

Puedes leer más artículos similares a Reiki para tratar la depresión, ¿funciona?, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.