Tipos de depresión: cuando la depresión no te afecta a ti sino a los tuyos

Tipos de depresión

La medicina se encarga de clasificar la depresión en diferentes tipos y grados, pero nosotras vamos a establecer una distinción entre todos esos tipos de depresión desde una perspectiva más personal; la de las personas que se ven afectadas por este trastorno.

Hay que tener en cuenta lo que significa realmente sufrir una depresión y cómo afecta eso al núcleo familiar, al trabajo o al círculo social. Porque siempre hablamos de qué hacer para superar nuestra depresión, pero también es muy importante saber qué hacer para ayudar a todas esas personas que queremos que están sufriendo una depresión.

Cuando los hijos tienen depresión

Aunque creemos que la depresión es un trastorno propio de adultos y, especialmente, mujeres, provocado por una larga experiencia de frustraciones, desengaños o expectativas sin cumplir, lo cierto es que los niños también pueden verse afectados por la depresión.

La depresión infantil es una de las enfermedades más complicadas por su dificultad a la hora del diagnóstico. ¿Dónde está la diferencia entre un niño con problemas familiares, escolares o sociales, un niño de carácter triste con problemas de conducta y un niño con depresión? Se trata, en cualquier caso, la depresión infantil de un problema al que hay que prestar mucha atención y mucho cuidado.

La adolescencia es otra etapa crítica en el desarrollo personal de nuestros hijos. Una etapa donde son fundamentalmente las relaciones sociales y la forma que tiene el niño de relacionarse con el entorno la que marcará su equilibrio emocional de adulto. Por lo que conviene estar muy atentas a los primeros signos de tristeza, de decaimiento o de depresión en la adolescencia.

Pero a pesar de que el niño pase a adolescente y más tarde a adulto, un hijo sigue siendo un hijo para sus padres durante toda su vida. Por eso, aunque una persona sufra una depresión en la edad adulta, los padres son los principales afectados por este trastorno. No es fácil encontrar la manera de ayudar a un hijo enfermo de depresión.

Depresión en la familia

La depresión también puede afectar a nuestros padres cuando llegan a la madurez y se ven con las facultades físicas mermadas y entrando irremediablemente en la vejez. La calidad de vida que nuestros padres hayan conseguido va a determinar el grado de riesgo de sufrir una depresión. En cualquier caso, ver a nuestros padres sumidos en la desesperación es una de las situaciones más difíciles de afrontar.

Como difícil es también convivir con una pareja que sufre depresión. Una situación que puede terminar con la relación de pareja si no aprendemos a manejarla y a ser capaces de ayudar a nuestra pareja. Desde Diario Femenino estamos dispuestas a encontrar todos los recursos para ejercer un buen papel en un caso de depresión en nuestra familia.

Y tampoco vamos a dejar de lado a nuestros amigos. Cuando un amigo o nuestra mejor amiga sufre una depresión, nuestra actuación puede ser fundamental para que supere cuanto antes su trastorno depresivo. Nuestro cariño y apoyo incondicional puede ser el bastón en el que nuestra amiga se agarre. Pero sobre todo, en una depresión, nuestra mejor amiga, necesita nuestra presencia.

Laura Vélez  •  lunes, 1 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x