Qué es la depresión endógena (y su tratamiento): ¿una herencia familiar?

Causas, síntomas y tratamiento de la depresión endógena que debes conocer

La depresión es uno de los trastornos mentales más comunes a nivel mundial, y es que se trata de una patología mental con muchas variantes que se puede presentar en personas de cualquier edad, raza o sexo.

Uno de los aspectos más complejos en relación con la depresión es que se presenta de manera diferente en cada persona, con síntomas que pueden ser muy variados e incluso opuestos entre sí, lo que en muchas ocasiones dificulta un diagnóstico adecuado.

Hay muchos tipos de depresión, con sus diferentes causas, y en Diario Femenino vamos a contarte qué es la depresión endógena, cuál es su tratamiento y si se trata o no de una herencia familiar. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es exactamente la depresión endógena?

La depresión es un trastorno mental que se puede presentar a cualquier edad en cualquier persona. Incluso se calcula, según datos proporcionados por la Organización Mundial de La Salud, que cerca del 4.5% de la población de todo el mundo padece de algún tipo de depresión.

Aunque existe una incidencia mayor en mujeres en la edad adulta, esto no quiere decir que no pueda presentarse en hombres y en edades no tan avanzadas como en la niñez, siendo en este último caso una de las depresiones más complejas de diagnosticar.

La depresión endógena se refiere a aquel tipo de depresión cuyo origen no se encuentra relacionado con aspectos externos, como situaciones que haya vivido la persona (pérdida de un trabajo, muerte de un ser querido, mudanzas, rupturas sentimentales, etc.), y que puedan resultar en una depresión. En estos casos el origen se encuentra en factores internos, es decir, dentro del cerebro (a nivel de neurotrasmisores). 

Así, este tipo de depresión se origina cuando fisiológicamente se producen cambios en la manera en la que el cerebro funciona, bien sea en la cantidad de neurotransmisores que segrega o en los sistemas de captación de los mismos, lo que produce un desequilibrio en la química cerebral que resulta en cambios emocionales y conductuales. Hablamos, en estos casos, de la sintomatología depresiva.

En estos casos se precisa contar con una ayuda farmacológica para regular las funciones del cerebro encargadas de los estados emocionales, por lo que la intervención por parte de un psiquiatra es imprescindible. Eso sí, la psicoterapia como tratamiento complementario también resultará esencial.

Las causas de la depresión endógena

Como en todos los casos de depresión, no existe una causa única que explique su aparición, pero se sabe que los aspectos biológicos y sociales juegan un papel fundamental.

Las personas con antecedentes familiares de depresión suelen tener mayores probabilidades de desarrollarla en algún momento de su vida; sin embargo, esto no es determinante. Por lo que se cree que existe un componente biológico influyente pero que no necesariamente resultará en la aparición de algún tipo de depresión a futuro.

Aunado a esto se encuentran factores sociales, como el entorno en el que se vive (hogar, escuela, trabajo, etc.), que pueden influir de manera negativa en la aparición de la depresión endógena.

Independientemente de cuáles sean las causas de su aparición, lo que se sabe con certeza es que existe una disminución en los niveles de serotonina (una hormona encargada de hacer sentir felicidad). Bien sea porque existe una baja producción de la misma o bien porque los neurotransmisores receptores del cerebro no la logren captar.

Diferentes síntomas de la depresión endógena

La depresión endógena no difiere de los síntomas asociados a otros tipos de depresión, por lo que precisa cumplir con los criterios diagnósticos recogidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, también conocido como DSM-5, para poder determinar su existencia.

Los síntomas de la depresión endógena son muy similares a los de cualquier tipo de depresión, y, en general, se pueden destacar los siguientes:

+ Sentimientos de tristeza y/o ansiedad

Cuando existe depresión endógena, es común sentir desesperanza y falta de ilusión o interés, incluso para aquellas cosas que se disfrutaban en gran medida. Además, se pueden sentir ganas de llorar sin motivo aparente, y los niveles de estrés se incrementan de manera significativa.

+ Afectación de la reacción emocional

Cuando se está en depresión se suprime la capacidad para reaccionar de manera emocional, lo que se traduce en una falta de interés en general por cualquier tipo de actividad e interacción con otras personas. Es común evitar incluso el contacto con otras personas.

+ Falta de concentración

Puede llegar a experimentarse un enlentecimiento en relación con la reacción normal ante cualquier situación o dificultades, a veces muy significativas, al momento de concentrarse. Puede también evidenciarse dificultades amnésicas (problemas de memoria).

+ Cansancio crónico

En depresión se suele experimentar un alto nivel de fatiga y cansancio incluso sin haber realizado ningún tipo de actividad. Se siente falta de energía durante todo el día, incluso aunque se haya dormido bien, lo que puede llegar a ser altamente desgastante.

+ Alteración de los patrones de sueño

Uno de los síntomas más comunes en la depresión endógena son los cambios en los patrones de sueño, que pueden implicar, desde un estado de somnolencia constante que hace que lleguemos a dormir la mayor parte del día, hasta insomnios agotadores. Pueden presentarse ambos de forma intercalada.

+ Cambios en la alimentación

La forma de comer también puede verse afectada, llegando a producirse cambios significativos como la disminución o pérdida absoluta del apetito. Aunque también puede presentarse de forma contraria, llegando a comer de manera constante, lo que conlleva a un aumento de peso significativo.

+ Síntomas físicos

Pueden llegar a experimentar malestares constantes o dolores musculares sin ninguna razón aparente, que no se alivian con tratamientos regulares para este tipo de molestias somáticas, pues su origen es mental.

Tratamiento para la depresión endógena

El tratamiento de la depresión endógena se basa en un abordaje doble que incluye la terapia farmacológica, por parte de un especialista en psiquiatría, y la psicoterapia por parte de un psicólogo clínico o sanitario.

Los medicamentos se encargan de regular la química cerebral para permitir que la serotonina se produzca en cantidades adecuadas y que además, sea absorbida de manera correcta. Por su parte, la psicoterapia ofrece al paciente una mejor comprensión de lo que le sucede, le ayuda a identificar sus síntomas y también a generar estrategias para sobrellevarlos.

Es de gran importancia recibir ambos tipos de tratamientos para poder abordar la depresión endógena. Además, contar con una red de apoyo significativa (familiares y/o amigos) ha demostrado ser de gran ayuda para la superación de esta patología.

Finalmente, añadir que, en el caso de tener depresión endógena (o de cualquier otro tipo), es de gran importancia evitar el consumo de alcohol y otras sustancias (drogas, tabaco, etc.), debido a que esto puede llegar a exacerbar los síntomas y a aumentar el malestar que producen.

Así, ya sabemos qué es la depresión endógena, que se presenta cuando existe un desequilibrio en la química regular del cerebro (producción o captación de la serotonina), lo que genera un malestar significativo que puede llegar a afectar todos los aspectos de la vida cotidiana de quien la padece.

Un diagnóstico adecuado junto con un buen tratamiento, con la intervención farmacológica y psicoterapéutica por parte de profesionales de la salud mental, resultan fundamentales para su tratamiento, así como el hecho de contar con un sistema o red de apoyo (familia, amigos, pareja…).

Recuerda que es muy importante buscar ayuda si sospechas de la existencia de algún tipo de depresión. ¡No estás solo!

  "El carácter no se puede desarrollar con facilidad y tranquilidad. Solo a través de experiencias de prueba y sufrimiento puede el alma ser fortalecida, la ambición inspirada y el éxito conseguido".
-Hellen Keller-

Puedes leer más artículos similares a Qué es la depresión endógena (y su tratamiento): ¿una herencia familiar?, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: