¿Por qué a veces no quiero hablar con nadie? Causas y soluciones eficaces

Razones comunes por las que no tienes ganas de interactuar con nadie

Adriana Méndez

¿Eres de las que prefiere pasar bastante tiempo a solas o compartir todo lo posible con amigos? Ambos escenarios son muy comunes, ya que hay quienes se encuentran bastante conformes consigo mismos como para pasar tiempo si compañía y sin la necesidad de ser una persona solitaria ya que también puede compartir con sus seres queridos sin estar todo el tiempo junto a ellos.

De hecho, pasar un tiempo a solas, se considera como algo necesario e incluso terapéutico, ya que te da el espacio necesario para reflexionar, descansar y nutrirte de manera que no puedas hacerlo en tu vida laboral o social. Sin embargo, también es cierto que hay que tener mucho cuidado con qué tan cómodas nos sintamos estando a solas, porque podemos crear un enemigo muy fuerte que puede cambiar un momento de disfrute en uno de perpetua agonía y ese enemigo son los pensamientos negativos que podemos generar en nuestra mente.

¿Te ha sucedido? ¿Tiendes a pasar mucho tiempo a solas sin hablar con nadie? ¿O no te apetece hacerlo en absoluto? Y la pregunta más importante: ¿por qué a veces no quieres hablar con nadie? En Diario Femenino te contamos cuáles son las causas y soluciones más eficaces de este sentimiento más común de lo que pueda parecer. 

¿Por qué no quiero hablar con alguien a veces?

¿Cuál es la razón por la que no quiero hablar con nadie?

Bueno, la respuesta a ello es un poco complejo, ya que depende por completo de lo que te esté sucediendo a ti misma. Existen miles de explicaciones que puedan aclarar este comportamiento: sentimientos de minusvalía, apatía o extrema reserva, como también puede ser por problemas de socialización. 

Esto se debe a que estando en solitario, los pensamientos repetitivos y caóticos aumentan considerablemente, agobiando a la persona que los experimenta. Muchos no encuentran la forma de desahogarse, debido a que consideran que solo se convertirían en una carga si buscan hablar al respecto con alguien más, por lo que prefieren y deciden mantenerse en aislamiento.

Causas y razones por las que no quieres hablar con nadie

Aunque cada persona es un universo diferente y único, puede que aquí encuentres alguna causa que vaya a tono con tus sentimientos de distanciamiento particular. 

+ Problemas de autoconfianza

Es quizás la causa más común entre las personas que prefieren mantener un estilo de vida solitario, aunque en contraposición, el permanecer aislados no les hace ningún beneficio, sino todo lo contrario. Agravan más los pensamientos de inseguridad, la desconfianza propia, la motivación para avanzar y el mejorar las habilidades de interacción. 

+ Poca socialización 

Existen personas que consideran no tener buenas habilidades de socialización, en el sentido que no encuentran la manera de iniciar una conversación, integrarse a un grupo, conseguir amigos o mantener la fluidez en una charla, por lo que se inclinan a evitar toda costa tener algún tipo de interacción a menos que sea estricto y necesario. Esto causa problemas en la creación y mantenimiento de las relaciones futuras, así como mayor vulnerabilidad a estar involucrados en relaciones poco beneficiosas o desadaptativas. 

+ Ansiedad

La ansiedad es también un problema muy común que genera el aislamiento de las personas, ya que sufren de estrés y preocupación constante al tener que someterse a las presiones de los grupos sociales. Así que prefieren evitar el contacto con personas y recluirse en su propio sitio seguro, alejado de todos, el problema es que mientras más se normaliza este distanciamiento, mayor ansiedad se generará a salir al exterior o compartir con personas (incluso con el círculo más cercano).

+ Fobias

Esta ansiedad puede derivar en una fobia social o en una agorafobia, la cual es un trastorno más grave de solucionar, ya que es tan extrema que se genera un miedo irracional a estar en el exterior o mantener una interacción con cualquier persona.  

+ Duelos

Cuando pasamos por cualquier clase de duelo, es normal que no queramos mantener una interacción con alguien a menos que sea necesario. Bien sea por la pérdida de un ser querido, una mascota, el alejamiento de un amigo, así como haber pasado por una experiencia traumática, como un robo o un accidente. Sin embargo, el alejamiento puede incrementarse con el paso de los días y la negativa de salir adelante de alguna forma. 

+ Depresión

Esta también es una causa común del distanciamiento autoimpuesto de una persona y una de las más graves, ya que esos sentimientos de desconfianza, inseguridad y poco valor hacia sí mismos y las capacidades se convierten en una enfermedad mental grave. La depresión está compuesta por sentimientos extremos de tristeza, desesperanza, desmotivación y pérdida de interés en todas las áreas de desarrollo. Con una duración de más de dos semanas y hasta 6 meses.

+ Distimia

También conocida como Trastorno Distímico, es una clasificación del Trastorno Depresivo, el cual se compone principalmente de una baja autoestima, comportamientos malhumorados, sentimientos de inutilidad e improductividad y estado de ánimo melancólico. Se diferencia de la depresión porque es menos grave. 

+ Apatía

La apatía se desarrolla por lo general cuando no encontramos placer, comodidad o interés en una nueva situación experimentada (mudanza, viaje, relaciones, estudios, etc.) Lo cual genera sentimientos de falta de interés, poca socialización, comportamiento indiferente, falta de empatía y pérdida de las habilidades de interacción.

Soluciones prácticas para mejorar el no querer hablar con nadie

Si logras identificar alguna de estas como tu situación, te dejamos aquí algunas soluciones que puedes poner en práctica para mejorar. 

+ Asistencia psicológica

Asistir a terapia psicológica es muy importante en estos casos, en especial si sientes que no puedes sacar estos sentimientos por tu propia cuenta o con el apoyo de los que te rodean. En terapia podrás descubrir con exactitud por qué tienes estos sentimientos y la mejor manera de combatirlos según tu situación propia, así como estrategias de afrontamiento, interacción social y reforzamiento de autoestima que te serán de mucha utilizad. 

+ Actividades extracurriculares

Las actividades extracurriculares así como el aprendizaje de nuevas habilidades te permitirán adquirir mayor confianza contigo misma, así como en la capacidad de superar obstáculos, conquistar nuevos objetivos, el relacionarte con otras personas que comparten tus mismos intereses y con quien puedes tener una buena retroalimentación. 

+ Búsqueda de pasatiempos

La finalidad de los pasatiempos es mantener a tu mente activa y distraída de pensamientos negativos o desesperanzadores que puedan surgir. De esta manera puedes aprovechar los momentos de soledad para algo provechoso y que te será de mucha utilidad en el futuro. 

+ Actividad física

Mantener un estilo de vida saludable ayuda en gran medida a mejorar el estado de ánimo, ya que te renuevas de energía, produces más hormonas de felicidad, liberas la tensión acumulada del día a día e incluso puedes encontrar motivación al practicarlo de forma continua cuando tienes bastante tiempo libre. 

+ Dale vida a tu creatividad

Si tienes mucha energía en tu cabeza entonces dale forma de alguna manera: dibuja, canta, baila, pinta, escribe, haz manualidades. Esto te ayudará a desahogarte de tus pensamientos repetitivos, convirtiéndolos en una fuente de inspiración para finalmente dejarlos libre y eliminarlos por completo de tu vida. 

+ Trata de salir más

A pesar de que no sientas ganas de salir o conversar, haz un esfuerzo por hacerlo aunque sea por medios remotos (videollamadas, chats, llamadas...) con conversaciones ligeras en el balcón o jardín de tu hogar, caminatas cortas y visitas rápidas a un café. Alguna actividad que no te haga sentir intranquila y que sientas que puedes disfrutar. 

Con estos consejos es posible que mejores tus sentimientos de soledad y los transformes en algo productivo. Recuerda que no estás sola, siempre habrá alguien que comparta tu mismo estado de ánimo y trata de no alejar a aquellos que con sus acciones, buscan mejorar tu bienestar. 

Puedes leer más artículos similares a ¿Por qué a veces no quiero hablar con nadie? Causas y soluciones eficaces, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.