¿Te da miedo salir a la calle? Descubre qué es la agorafobia

La agorafobia es algo más que el temor a salir a la calle

Laura Sánchez

El miedo a salir a la calle se llama agorafobia

Dicen que el miedo es libre y cada persona tiene miedo a cosas diferentes. Así también podrían explicarse esas fobias que desde fuera no se comprenden y que desde dentro se sufren hasta el punto de limitar tu vida. En nuestro diccionario de fobias hoy estamos con la agorafobia, un trastorno que es mucho más que tener miedo a salir a la calle. 

Qué es la agorafobia

Siguiendo su etimología, se ha dado en pensar que la agorafobia es el miedo a los espacios abiertos. Esto explicaría que la persona que sufre agorafobia no pueda salir a la calle y mucho menos estar en un parque o incluso disfrutar de un día junto al mar. Pero hay más.

Porque lo que no explica esta definición de agorafobia como miedo a los espacios abiertos es por qué la gente que la sufre tampoco puede ir al teatro, que es un espacio cerrado o siente un temor incontrolable en el supermercado, por ejemplo. Los lugares y las situaciones que producen agorafobia son tan variadas que pueden llegara a incluir la imposibilidad de sentarse con su familia en un restaurante para una celebración familiar.

Esto indica que la agorafobia es algo más que el miedo a los espacios abiertos. En realidad el miedo es a estar en un lugar o situación en la que no se puede pedir ayuda rápidamente o de la que no puedes escapar inmediatamente. Imagínate que estás en el cine y empiezas a sufrir una crisis de ansiedad, ¿cómo sales de ahí?

Causas del miedo a salir a la calle

Todas las fobias se dan la mano con los trastornos de ansiedad y es ahí donde se encuentra su origen en la mayoría de las ocasiones. Esto resulta más evidente en el caso de la agorafobia donde el miedo a sufrir una crisis de ansiedad o un ataque de pánico es el desencadenante de toda una serie de evitaciones que pueden llevarte a no querer salir de casa.

En otro tipo de fobias se busca también un origen por condicionamiento, es decir, por haber vivido una experiencia traumática, pero en este caso podemos limitarnos a los problemas de ansiedad y las consecuencias que conllevan para encontrar la causa de la agorafobia. Si alguna vez has sufrido un ataque de pánico, te habrás dado cuenta de que es una experiencia por la que no quieres volver a pasar. Y así es como cualquier situación te puede parecer un peligro.

Cómo superar la agorafobia

Los síntomas de este tipo de miedo

La persona con agorafobia experimenta todos los síntomas de ansiedad cuando se encuentra expuesta a una situación que considera peligrosa. Como es muy difícil evitar salir a la calle, acudir a una fiesta, pararte un momento en el parque o ir al centro comercial, los síntomas se manifiestan de forma gradual.

La agorafobia comienza con una sensación de inquietud e incomodidad por encontrarse en esa situación concreta o en ese lugar. Luego ocurre la desorientación o la sensación de irrealidad que suele ir acompañado de hormigueo. Esto produce hiperventilación, dificultad para respirar y taquicardia. Y ahí es cuando esa persona necesita salir de ahí inmediatamente.

Tratamiento de la agorafobia

Se pueden comprender fácilmente las consecuencias de la agorafobia, que pueden acabar por recluirte en casa, perder el trabajo y las relaciones sociales, familiares y de pareja. Estamos ante una fobia muy limitante y destructiva y para superarla se necesita ayuda psicológica.

Muchos casos de agorafobia necesitan un tratamiento farmacológico, siempre de la mano de un profesional, para ayudar en la terapia psicológica que en este caso será la terapia cognitivo conductual, con especial énfasis en las técnicas de exposición gradual.