¿La ansiedad se hereda? Predisposición genética de sufrir un trastorno

La influencia de tu familia en la posibilidad de sufrir ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿La ansiedad se hereda de la familia? La respuesta te sorprenderá

Es inevitable cuando estás sufriendo un trastorno de ansiedad no preguntarte de dónde ha salido y por qué. La primera mirada es al historial familiar, ¿hay alguien en tu familia con un trastorno de ansiedad o depresión? ¿Has tenido familiares con problemas de salud mental? Y tal vez la pregunta que más te preocupa, ¿heredarán mis hijos mi problema de ansiedad? Todas estas preguntas se resumen en una sola: ¿la ansiedad se hereda? Vamos a intentar encontrar una respuesta para entender cómo influye la genética en la ansiedad.

Las causas más comunes de un trastorno de ansiedad

Si en tu familia hay antecedentes de trastornos de ansiedad o incluso de depresión es posible que busques una causa genética para tu problema. Pero a estas alturas ya sabrás que no hay una concreta, ya que la ansiedad es un proceso complejo que implica muchos factores, tanto en forma de causas como en forma de consecuencias. Sin embargo, hay tres causas habituales para este tipo de trastornos:

+ Los rasgos heredados. En una familia se heredan rasgos tantos biológicos como psicológicos, aunque no siempre determinan lo que te pueda ocurrir en un futuro.

+ Los estresores externos. La ansiedad a veces surge por las condiciones del entorno. Personas tóxicas, frustración laboral, abusos en diferentes ámbitos de la vida...

+ Las experiencias vitales. También hay que tener en cuenta la experiencia vital, los sucesos importantes, las experiencias traumáticas o la conducta que adoptas ante lo que ocurre en tu vida.

Si te quedas más tranquila, podemos afirmar que no existe el gen que transmita los problemas de ansiedad de una generación a otra. Sin embargo, puede que parte de tu herencia consista precisamente en un equilibrio emocional precario. Te explicamos por qué.

Las causas por las que puedes sufrir un trastorno de ansiedad

La herencia familiar en la ansiedad

Entonces, ¿la ansiedad se hereda? La ansiedad se hereda, por supuesto. De hecho es una ventaja evolutiva que nos permite reconocer y reaccionar frente al peligro. Así que más te vale que hayas heredado esa ansiedad. Pero tener ansiedad no es tener un problema de ansiedad. Y nos toca reformular la pregunta, ¿los problemas de ansiedad se heredan?

Los problemas de ansiedad no se heredan, la predisposición a sufrirlos sí. No podemos negar la importancia de la predisposición genética, el llamado historial familiar que tan importante parece cuando acudes a una consulta médica por el motivo que sea. Una de las primeras cosas que te preguntan es por tu familia, si hay alguien con esa misma dolencia por la que acudes al médico.

Pero atención, que tengas una predisposición a sufrir un trastorno de ansiedad por herencia familiar no quiere decir que tengas que tenerlo sí o sí. ¿Conoces la diferencia entre lo que influye y lo que determina? Pues la herencia genética de la ansiedad influye pero no determina. No estás condenada a sufrir ansiedad porque algunas personas de tu familia la hayan sufrido y tampoco está en tu destino ni en tu ADN.

Seguimos con las herencias, pero nos apartamos de la genética para poner atención sobre el aprendizaje de los primeros años, que también nos influye pero que no tiene por qué ser determinante. Convivir con un familiar con ansiedad en la infancia te suma un punto más a esa predisposición genética ya que ese familiar, sobre todo si es uno de los progenitores, será tu modelo conducta.

Y ya sabemos que los problemas de ansiedad son, ante todo, problemas conductuales. De ahí la importancia de buscar ayuda psicológica para vencer la ansiedad con su tratamiento estrella que es la Terapia Cognitivo Conductual. Esta terapia no puede eliminar los factores genéticos que te predisponen a sufrir un trastorno de ansiedad, pero sí esa herencia que proviene del aprendizaje y de la conducta adquirida en la infancia.