Pastillas para la ansiedad: ¿son necesarios los ansiolíticos?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Pastillas para la ansiedad

Es cierto que hay muchas personas que no quieren ni oír hablar de las pastillas y prefieren tratar la ansiedad con remedios naturales. Pero también es cierto que para muchas otras personas,  la sola idea de salir de casa sin un ansiolítico en el bolso puede provocarles una crisis de ansiedad.

Y es que los ansiolíticos tienen tantos defensores como detractores. ¿Necesito pastillas para superar la ansiedad? Esa es la pregunta que se hacen cada vez más personas alertadas por el riesgo de dependencia y por los efectos secundarios de los medicamentos. Estas dudas, sumadas a la tendencia de una vida más sana centrada en la naturaleza hace peligrar el reinado de los ansiolíticos como tratamiento de la ansiedad.

Las pastillas que se utilizan para tratar la ansiedad

Los ansiolíticos son los medicamentos más utilizados para tratar la ansiedad. Los diferentes tipos de benzodiazepinas han tenido durante varias décadas un protagonismo indiscutible para combatir los síntomas de la ansiedad. Sin embargo, parece que ese reinado está llegando a su fin dado su elevado riesgo de dependencia. Y es que el diazepam, el lorazepam, el alprazolan o el clonazepan, o sus nombres más conocidos como el Valium o el Orfidal, acaban convirtiéndose en una verdadera necesidad.

Los trastornos de ansiedad también se tratan con antidepresivos. No podemos olvidarnos del culto al Prozac que era el compañero indispensable de toda mujer competente, interesante y sofisticada. Por suerte, ahora es más trendy combatir la ansiedad con métodos más saludables como la meditación o la aromaterapia. Pero eso no quiere decir que debamos olvidarnos por completo del tratamiento farmacológico para superar trastornos emocionales como la ansiedad o la depresión.

La necesidad de tomar pastillas para la ansiedad

Porque es cierto que algunos trastornos de ansiedad, como el trastorno obsesivo compulsivo, va a necesitar un tratamiento farmacológico. De igual manera, el problema de ansiedad más frecuente, el trastorno de ansiedad generalizada puede necesitar de medicamentos para aliviar algunos de sus síntomas. Y desde luego, pocas son las personas capaces de superar un ataque de pánico sin pastillas.

Pero si en el caso de la depresión considerábamos necesario el tratamiento farmacológico, no ocurre lo mismo en el caso de la ansiedad. Ya que va a depender totalmente del estilo de vida de la persona que sufre la ansiedad, del tipo de trastorno de ansiedad que padezca y de la gravedad de los síntomas.

En todo caso, podemos afirmar que las pastillas no curan la ansiedad, pero sí pueden aliviar los síntomas. Es decir, no podemos basar nuestro tratamiento para la ansiedad en las pastillas, ya que solo vamos a poder manejar esa ansiedad con ayuda psicológica. Sin embargo, según la tolerancia de cada persona a los síntomas de la ansiedad, verá absolutamente necesarios o absolutamente prescindibles este tipo de medicamentos.