Terapias alternativas para combatir la ansiedad

La risoterapia o la homeopatía son algunas de estas terapias

Laura Sánchez

Terapias alternativas contra la ansiedad

Luchamos contra la ansiedad porque es uno de los grandes males de la vida moderna, junto con el estrés y la depresión. Y luchamos contra los trastornos de ansiedad porque queremos sentirnos mejor, disfrutar de la vida y ser felices. Así que, sin dejar de lado el tratamiento médico para la ansiedad, hemos buscado las mejores terapias alternativas contra la ansiedad.

Terapias alternativas contra la ansiedad

Hemos elaborado una lista con las principales terapias alternativas que pueden reducir los síntomas de la ansiedad y complementar el tratamiento farmacológico y el tratamiento psicológico. No están todas, pero sí las más efectivas. Y las iremos conociendo a fondo en esta sección de ansiedad de Diario Femenino.

Aromaterapia. Los aceites esenciales, los aromas de las diferentes plantas son tan efectivos para tratar la depresión como la ansiedad. Sándalo, naranjo y lavanda van a ser tus mejores aliados para calmar tus nervios.

Flores de Bach. Recurrimos a la naturaleza, en este caso a las flores, para crear elixires relajantes a base de las flores de Bach. Si no estás iniciada en esta terapia alternativa, es mejor que empieces de la mano de un experto.

Fitoterapia. Seguimos con las plantas, utilizando su poder curativo por medio de la fitoterapia. Para la ansiedad, no debe faltar en tu casa Hierba de San Juan.

Homeopatía. La homeopatía no es tanto una terapia como una auténtica medicina alternativa. También utiliza el poder curativo de las plantas condensado para combatir tu ansiedad con escasos efectos secundarios.

Risoterapia. La risa es el secreto de una buena calidad de vida. La risoterapia es válida para tratar los trastornos psicológicos, pero también cualquier otra enfermedad. Si lo pruebas, repites.

Reflexoterapia. Esta técnica que contiene toda la sabiduría oriental relaja y combate la ansiedad masajeando o presionando los puntos reflejos, localizados en el pie, que conectan directamente con el cerebro.

Acupuntura. Con los mismos principios que la reflexoterapia, la acupuntura se realiza introduciendo agujas en la mano y en el antebrazo para combatir directamente la ansiedad.

Reiki. Mediante la imposición de manos, el flujo de energía se desbloquea permitiéndote lograr el estado de relajación que necesitas para tus nervios.

Yoga. Una disciplina que promueve el equilibrio entre cuerpo y mente, ideal para los trastornos de ansiedad porque te enseña a respirar y a mantenerte relajada.

Masajes. Un buen masaje, realizado por un especialista, es una de las técnicas más efectivas para combatir la ansiedad por la sensación de bienestar y equilibrio que produce.