Descubre la risoterapia como tratamiento para la depresión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La pregunta que se hacen la mayoría de las personas cuando están sufriendo una depresión es : ¿qué puedo hacer para recuperarme?. Una depresión no puede curarse sin ayuda, sin ayuda médica, sin ayuda psicológica. Sin embargo, también hay muchas cosas que podemos hacer para ayudarnos a nosotras mismas.

Y es que combinar los tratamientos médicos con terapias alternativas parece ser la mejor opción para acelerar la recuperación y hacer que cualquier tratamiento sea más efectivo. Esta vez, nos hemos interesado por una técnica muy particular que no solo previene la depresión, sino que directamente nos ayuda a ser más felices. Descubrimos la risoterapia para la depresión.

Risoterapia para la depresión

Uno de los ejercicios más saludables es reírnos. Porque dicen que la risa es la mejor medicina, capaz de mejorar muchas enfermedades. Los enfermos crónicos encuentran una mejor calidad de vida a través de la risa, la ansiedad va desapareciendo frente al poder de la risa y la angustia que oprime el alma se aleja a la primera carcajada.

Por eso la risoterapia es una de las terapias alternativas más beneficiosas y una de las más eficaces para combatir la depresión. Porque al reírnos nos sentimos más relajadas, más felices, más tranquilas, más fuertes, más aliviadas y porque además, a nivel químico, la risa genera endorfinas que nos llevan a sentirnos mejor, en un proceso que es el mismo que el de practicar ejercicio físico.

Los beneficios de la risoterapia se observan a nivel físico, porque ayuda a desentumecernos, a ponernos en marcha y a incrementar la energía. Pero también a nivel anímico, porque la risa es el mejor antídoto contra el pesimismo, la tristeza y la melancolía.

Los talleres de risoterapia para la depresión

Hoy en día, todas tenemos por cierta la teoría de que, para ser feliz, la vida hay que tomársela con sentido del humor. No podemos olvidar que una de las causas de la depresión es el mal humor crónico. Pero que sepamos que debemos aprender a reírnos de los problemas y hasta de nosotras mismas no quiere decir que sepamos cómo hacerlo.

Y es que la tristeza y la desolación en la que nos sumerge la depresión hace que nos olvidemos hasta de cómo se ríe. Para aprender a reírnos, se ha puesto muy de moda los talleres o los cursos de risoterapia, en vista de los muchos beneficios que se obtienen y en vista de cómo mejora la calidad de vida de las personas mayores, o de los ancianos.

Tal vez te estés preguntando cómo es una clase de risoterapia, cómo van a ser capaces de hacerte reír, con la que tienes encima. Pues bien, cada monitor tiene sus técnicas, pero te podemos asegurar, que por medio de ejercicios, de chistes o de representaciones absurdas, saldrás de la clase de risoterapia sintiéndote mejor y a un paso más cerca de superar la depresión.

Puedes leer más artículos similares a Descubre la risoterapia como tratamiento para la depresión, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.