Los ansiolíticos no son el mejor tratamiento para la ansiedad: alternativas

Los ansiolíticos no son el mejor tratamiento para la ansiedad 

Los problemas de ansidedad son frecuentes en una sociedad dominada por un ritmo frenético donde todo se nos escapa de las manos. Si bien existen diferentes trastornos de ansiedad, algunos pueden ser generalizados, mientras que otros pueden ser puntuales, la norma es que este problema sea tratado a base de ansiolíticos. Ante el aumento de los casos de ansiedad, crece también la alarma por los efectos secundarios de su tratamiento con estos medicamentos, ya que producen una fuerte dependencia. Así, investigamos posibles alternativas a los ansiolíticos como tratamiento para controlar la ansiedad.

Ansiolíticos para la ansiedad

Seguro que alguna vez has atravesado un momento de estrés y nerviosismo que te superaba, con la respiración entrecortada, hormigueo en las manos y con una asfixiante sensación de angustia. Se trata de una crisis de ansiedad y es un episodio pasajero. Pero aunque ese momento puntual se haya pasado, puede que mantengas un nivel de ansidedad elevado que te perjudica a la hora de concentrarte en tu trabajo, disfrutar de tus momentos de ocio y en el momento de dormir.

Siempre es aconsejable acudir al médico, porque sufrir un trastorno de ansiedad continuado puede desembocar en una depresión. Pero ten en cuenta que tu médico te va a recomendar como tratamiento algún ansiolítico. Y sí, las propiedades inmediatas de estos medicamentos son espectaculares, porque inemdiatemente sintes desaparecer la tensión, el nerviosismo y la angustia, pero tendrás que tener cuidado, porque si basas tu recuperación únicamente en los ansiolíticos, corres un gran riesgo de dependencia.

En ningún caso, renegamos de la medicina convencial, ni siquiera del uso de ansiolíticos para tratar desequilibrios emocionales del tipo de la ansiedad, pero sí recomendamos que su uso se haga con cautela, utilánzolos en los momentos de más necesidad y recurriendo el resto del tiempo a terapias alternativas para combatir la ansiedad que no tengan efectos secundarios.

Alternativas a los ansiolíticos

 Si nos encontramos ante un caso de ansiedad generaliza, lo mejor es acudir a terapia psicológica, que nos ayudará a entender las causas de nuestra ansiedad y a tratarla desde el interior. Pero también podemos ayudarnos de sencillos gestos que nos envuelvan en tranquilidad y sosiego, y para ello, las terapias alternativas son la mejor solución.

La fitoterapia es una de las mejores aliadas para combatir la ansiedad y el nerviosismo, a través de infusiones de plantas relajantes y otros remedios caseros. Técnicas de relajación y yoga, que nos eneñen a respirar correctamente para controlar el estrés y, por qué no, la meditación, son cada vez más populares por su efectividad y sus nulos efectos secundarios.

Pero frente a la ansiedad que nos produce la vida y sus preocupaciones, lo mejor es tratar de encontrar el equilibrio emocional desde el interior. Aumentar la seguridad y la autoestima y aprender a relativizar los problemas diarios para que no se coman toda nuestra energía e ilusión.

Laura Sánchez  •  miércoles, 20 de marzo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos