Cómo reducir la ansiedad a la hora de estar a dieta

Trucos para controlar el apetito y los nervios

Sergio Gallego

Seguir una determinada dieta no es algo fácil y son muchas las mujeres que suelen sufrir altos niveles de ansiedad. Cambiar de hábitos y dejar alimentos tan perjudiciales para la salud como las grasas saturadas o los azúcares añadidos exige mucha fuerza mental para no volver a caer en una alimentación pobre y desequilibrada. Acto seguido te ayudaré a que consigas reducir tus niveles de ansiedad y poder seguir la dieta sin problemas. 

Cómo reducir los niveles de ansiedad en la dieta

Un primer consejo para evitar la posible ansiedad que te pueda causar la dieta consiste en beber mucho líquido para poder saciarte lo más rápido posible. Es por ello que es aconsejable el beber un par de vasos de agua o una infusión antes de comer. Los alimentos ricos en fibra deben ser una parte importante dentro de la dieta ya que su consumo es perfecto para saciar el apetito y ayudarte a evitar el comer más de la cuenta. 

El magnesio es un mineral que ayuda a relajar el cuerpo y evita por tanto la temida ansiedad. Debes comer por tanto una serie de alimentos ricos en magnesio como es el caso de los frutos secos, las legumbres o verduras de hoja verde. Si quieres sentirte saciado la mayoría del tiempo posible, debes optar por hacer unas 5 comidas al día. Comer en pequeñas cantidades y muchas veces hace que el metabolismo no pare de trabajar y que apenas tengas hambre.

La clave por tanto a la hora de evitar ansiedad en el día a día consiste en llevar una buena alimentación, que sea lo más completa y equilibrada posible y en hacer algo de ejercicio físico de una manera habitual. Es importante saber que aunque la dieta es algo realmente duro y que cuesta, el resultado final merece mucho la pena ya que podrás volver a presumir de una figura espectacular.