¿Los antidepresivos son adictivos?

Desmontamos los mitos sobre los antidepresivos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Los antidepresivos generan adicción?

Cada vez más gente se muestra reticente al uso de fármacos, seguramente porque durante mucho tiempo, más que uso, se ha producido un abuso generalizado de medicamentos para todas las dolencias. En el caso de la depresión queremos insistir en que a veces los antidepresivos son necesarios para curarse, eso sí, siempre y cuando vayan acompañados de un seguimiento médico y psicológico. ¿Los antidepresivos son adictivos? Este es uno de los miedos más comunes cuando nos planteamos tomar medicamentos para la depresión. En Diario Femenino resolvemos todas tus dudas.

Los antidepresivos NO son adictivos

La respuesta es NO. Los antidepresivos no son adictivos, no generan adicción. A veces, se confunden los antidepresivos con los ansiolíticos, fármacos para tratar la ansiedad y que muchas veces se prescriben junto a los antidepresivos para tratar la depresión. Los ansiolíticos son adictivos y generan un alto grado de dependencia, pero no ocurre lo mismo con los antidepresivos.

Tal vez te preguntes cómo se sabe si un medicamento es adictivo o no. En el caso de los antidepresivos, su efecto se empieza a notar a las 2 o 3 semanas de empezar a tomarlos. Mucho antes notarás los efectos secundarios negativos, pero cuando empieces a sentirte mejor, no sentirás la necesidad de aumentar la dosis de medicación. Esa es la clave para saber si un fármaco genera adicción.

Da igual el tiempo que tengas que tomar antidepresivos, porque en ningún momento tendrás que aumentar la dosis para seguir sintiéndote mejor. Tal vez conozcas este círculo vicioso de aumentar y aumentar el fármaco si alguna vez has tomado ansiolíticos. Tu cuerpo seguirá respondiendo igual de bien todo el tiempo que dure el tratamiento.

Muchas personas piensan que los antidepresivos son adictivos porque conocen casos de gente que los toma durante muchos años. Eso no es una cuestión de adicción o dependencia, sino de que el tratamiento está durando más de lo deseable, tal vez porque se está dejando todo el proceso de superar la depresión en manos únicamente de los fármacos. Como decimos siempre, no se puede superar una depresión solo con antidepresivos.

Cuidado al dejar de tomar antidepresivos

Antidepresivos crean dependencia, ¿sí o no?

Si bien los antidepresivos no provocan adicción, esto no quiere decir que no se genere cierta dependencia psicológica. Si tú crees que no puedes estar bien sin el fármaco, en el momento en que termines el tratamiento te empezarás a sentir otra vez mal, por ese miedo a perder el apoyo que te mantenía a flote. Es una situación de lo más habitual, pero se puede evitar gracias precisamente al tratamiento psicológico que debes seguir en caso de depresión.

Podemos hacer más aclaraciones respecto a las dudas sobre la adicción a los antidepresivos. Si no son adictivos, ¿por qué no se pueden dejar de golpe? ¿Por qué hay que ir reduciendo progresivamente la dosis de medicamento? Este es un aspecto muy importante a tener en cuenta, ya que si dejas los antidepresivos de un día para otro, es probable que te encuentres tan mal que tengas una recaída en la depresión.

Pero la retirada gradual de los antidepresivos no se recomienda por su carácter adictivo. Como ocurre con cualquier fármaco tomado habitualmente, se crea una cierta dependencia física. No te asustes, es el organismo que se habitúa a la medicación y si se la quitas de un día para otro, se rebela.

Algunas personas deciden dejar de tomar los antidepresivos cuando se sienten mejor de ánimo, pensando que ya han superado la depresión. Y se olvidan de esos temores del principio del tratamiento a los efectos secundarios de las pastillas, unos efectos secundarios que se mostrarán recrudecidos si dejas los antidepresivos de hoy para mañana.

Así que como siempre recomendamos, la depresión es una enfermedad compleja que requiere supervisión médica durante todo el proceso. Cualquier duda, consúltala con tu médico. Cualquier paso que quieras dar con respecto a los antidepresivos, consúltalo con el correspondiente profesional. ¡Es lo mejor en estos casos!

¿Y tú? ¿Estás tomando antidepresivos? ¿Te ha sido de utilidad este artículo? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios, ¡ayudarás a otras lectoras!