¿La recaída en la depresión es posible? SÍ, pero puedes evitarla

Consejos para que la tristeza y el desánimo no regresen a tu vida nunca más

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo evitar una recaída en la depresión

Las personas que han superado una depresión son conscientes de la victoria que supone. Pero al mismo tiempo permanece en ellas un resto de miedo: ¿y si me vuelve a pasar? La recaída en la depresión es posible y lamentablemente frecuente, pero hay algunas cosas que podemos hacer para evitarla. Toma nota y protégete frente a la depresión.

Situaciones o causas que pueden provocar una recaída en la depresión 

Uno de los mayores miedos cuando te diagnostican una depresión es pensar que la vas a sufrir el resto de tu vida, de forma continuada o de forma intermitente. Y es cierto que las recaídas en la depresión son frecuentes, pero también es cierto que algunas personas consiguen protegerse y hacen todo lo posible para que no exista esa próxima vez.

Hay mayor riesgo de recaída en algunos casos concretos, especialmente cuando no se ha terminado el tratamiento para la depresión. Esas ocasiones en las que te sientes mejor, dejas los antidepresivos y la terapia y te lanzas a vivir una vida nueva libre de tristeza. Cuidado con no seguir las prescripciones médicas porque son un pasaporte seguro para una recaída.

En algunos casos, la depresión se trata solo con fármacos y es cierto que llegas a sentirte mejor. Pero entonces tienes más riesgo de recaída porque te falta ese soporte básico para tratar la depresión que es la terapia psicológica. Recuerda que el psicólogo te dará las estrategias necesarias para combatir la depresión y también para evitar recaídas.

Por otra parte, las mujeres tienen más riesgo de sufrir una recaída en la depresión que los hombres y más aún si se encuentran en una edad menos a 25 años o mayor a 40. Además, también existen factores psicosociales adversos como la falta de apoyo familiar y/o social, un entorno desestructurado o la falta de ingresos económicos que pueden llevar a sufrir depresión de manera recurrente. 

Otras situaciones como circunstancias estresantes continuadas, padecer alguna enfermedad (migraña, patologías cardíacas, diabetes, hipotiroidismo, hipertiroidismo, amenorrea...), acontecimientos dolorosos que provoquen mucha tristeza o consumo de alcohol y drogas son escenarios perfectos para que aparezca de nuevo la temida depresión. Entonces, ¿se puede evitar una recaída?

La tristeza como desencadenante de la recaída en la depresión

Cómo evitar una recaída en la depresión

Se puede evitar una recaída en la depresión. O al menos tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para no volver a caer en ese pozo profundo y oscuro. ¿Cómo?

+ Puede que te resulte agotador escuchar una y otra vez que el ejercicio físico es el mejor tratamiento contra la depresión, pero es verdad. Y también funciona a la hora de prevenir una recaída. Tampoco tienes que convertirte en atleta olímpico, con salir a caminar a paso rápido o practicar algún deporte con amigos es suficiente.

+ Mantén contacto diario con la luz solar. Este punto va muy relacionado con el anterior. La exposición a los rayos de sol, tomar un poco el aire te vendrá muy bien para reforzar el estado de ánimo. Puedes aprovechar ese momento en el que sales a hacer ejercicio o pedir a una amiga que te acompañe a dar una vuelta. 

+ Rodearte de tus seres queridos, tener una buena base de familiares y amigos, hará que estés más protegida frente a la depresión. Por eso, lo mejor que puedes hacer es cultivar tus relaciones sociales y familiares, con ellos no sentirás ningún vacío.

+ Mantener una buena higiene del sueño es uno de los puntos básicos para evitar recaídas, ya que el insomnio y la depresión aparecen de la mano en muchas ocasiones. Duerme bien y te sentirás mejor.

+ Aprende a manejar las técnicas de relajación que mejor te sienten. Evitar el estrés es importante para evitar la recaída en la depresión.

+ El taichi, el yoga y el mindfulness son prácticas que han demostrado ser realmente beneficiosas para reducir el riesgo de recaída en la depresión, además de acelerar la recuperación en pacientes que la sufren. ¡Anímate y practica una de ellas! 

Meditación para superar la depresión

+ Insistimos en la necesidad de una terapia psicológica, porque el punto de vista desde el que ves la vida es la clave para superar la depresión y evitar las recaídas. No hace falta que te conviertas a la religión del buenrollismo, pero ver el mundo con objetividad y tener una actitud positiva frente a las circunstancias adversas te hará sentir más fuerte. Además, cuanto antes atajes el problema mejor. Es fundamental que la depresión sea tratada dentro de las ocho primeras semanas tras su aparición. Si cuentas con una respuesta terapéutica rápida te será mucho más fácil salir de ella y superarla por completo evitando así futuras recaídas (¡¡recuerda NO automedicarte!!)

+ La alimentación también es importante a la hora de evitar recaídas. Si el problema en la depresión es la falta de serotonina, procura incluir alimentos con triptófano en tu dieta habitual.

Y en todo caso, reduce ese miedo a las recaídas. No tiene por qué ocurrir y si ocurre... Ya lo superaste una vez, así que podrás volver a hacerlo.

Recuerda que en Diario Femenino nos esforzamos día a día por ayudarte a superar tu enfermedad. Por eso, tenemos una categoría de 'depresión' donde podrás encontrar todo lo relacionado con la misma: síntomas, causas, consecuencias, tratamiento y formas de combatirla... Créenos, ¡se puede salir de la depresión! Tarde o temprano volverás a sonreír.