Elegir un psicólogo o una psicóloga: ¿existe alguna diferencia?

Muchas mujeres prefieren asistir a consulta psicológica con mujeres psicólogas para sentirse en confianza

Adriana Méndez

Necesito ir a terapia, pero... ¿Qué escoger? ¿Un psicólogo o una psicóloga? Esta puede ser toda una trivialidad, pero la verdad es que, para muchos, el tema de asistir con un psicólogo hombre o una psicóloga mujer determina el grado de confianza y seguridad que seguramente experimentarán en el momento de la sesión terapéutica. Por lo que, algunos se dedican una buena parte de tiempo en seleccionar al psicólogo que, de alguna manera, se sienten más atraídos para ir a su primera consulta psicológica.

Esto ocurre especialmente en el caso de las mujeres, ya que sienten que, al compartir sus experiencias con una mujer, será más fácil generar empatía y comprensión, que si fuesen a terapia con un psicólogo hombre. Pero, también existe una parte de población masculina que se siente más a gusto con psicólogos hombres, porque sienten que pueden ser más francos y tocar temas más íntimos sin sentir vergüenza.

Así que, sin importar su grado de profesionalidad, el sexo de los terapeutas es un factor que influye a la hora de ir a terapia y en Diario Femenino te explicamos por qué.

Por qué el género de los psicólogos influye a la hora de ir a terapia

Existen un par de mitos y creencias en este punto, que determinan las preferencias de los pacientes a la hora de elegir el psicólogo ideal para asistir a consulta. El punto negativo de esto, es que este se convierte también es un factor decisivo para no asistir de nuevo a consulta si se tiene una mala experiencia.

Uno de esos mitos es el de que las mujeres son más empáticas por naturaleza y son más delicadas, por lo que les da una sensación de calidez hogareño a los futuros pacientes. Lo cual, si bien no es del todo erróneo, los hombres también son empáticos y la delicadeza en consulta ocurre con cualquier terapeuta, bien sea hombre o mujer, porque lo importante es hacer sentir seguro al paciente y encontrar una solución funcional a su conflicto.

Mitos de la preferencia a la terapeuta (mujer)

Otro mito que hace que los pacientes tengan más preferencia por las psicólogas mujeres es justamente la rudeza de los hombres, es decir, que son demasiado directos o poco sensibles, lo cual es también erróneo. Hay que tener en cuenta que los psicólogos no somos amigos de nuestros pacientes y existen momentos de la intervención en que es necesario enfrentar a nuestros pacientes y desafiarlos a que se hagan cargo de sus problemas.

Un tercer mito que se encuentra en ambas partes, es el apego emocional o como es conocido en el psicoanálisis, transferencia y contratransferencia. ¿A qué me refiero? A la idea de que los pacientes se involucren sentimentalmente con sus terapeutas y/o al contrario.

Lo cual puede suceder, si el terapeuta no coloca límites con su paciente y se desvía de su objetivo principal en la terapia. Esto sucede en un nivel tan bajo, que no es considerada como una posibilidad de ocurrencia.

¿Quién tiene mejor tasa de éxito: los psicólogos hombres o las psicólogas mujeres?

Existen algunos rumores en que los psicólogos hombres tienen mayor éxito tratando enfermedades mentales, mientras que las mujeres son mejores interviniendo casos regulares. Lo cual es absolutamente falso. Ambos terapeutas tienen iguales tasas de éxito tanto en el ámbito de trastornos psiquiátricos como de intervenciones de conflictos regulares.

Los psicólogos hombres y mujeres somos formados de la misma manera, ambos aprendemos a entablar empatía con nuestros pacientes, a ser respetuosos y delicados con sus casos, dedicarnos a buscar una solución viable para resolverlo y a ser directos con ellos cuando sea requerido. Pero más importante, a establecer una relación profesional con los pacientes, fijando límites en la involucración sentimental.

¿Qué escoger entonces? ¿Un psicólogo o una psicóloga?

En mi experiencia personal he atendido tanto a hombres como a mujeres, niños y adolescentes y todos son el mismo paciente para mí. Mientras que, por el otro lado del escritorio (como paciente) tuve una no tan buena experiencia con mi primera terapeuta mujer, pero después me recuperé con una segunda terapeuta y asistí también a un par de sesiones con un terapeuta hombre excelente.

En lo que las personas se deben enfocar, para elegir al psicólogo ideal es que él o ella, sea especialista en el problema que quieres tratar, que tenga experiencia en su campo y que te ofrezca toda la información básica necesaria al consultarlo por primera vez.

Así que, no te detengas o dudes de asistir a terapia con un especialista del sexo opuesto, solo porque es del sexo opuesto, recuerda que todos somos profesionales, pero si no te sientes cómodo, entonces coméntalo y sigue adelante con otro terapeuta.

¿Y tú? ¿Estás dudando entre elegir un psicólogo o una psicóloga? ¿Cuál es tu experiencia? ¡Cuéntanosla en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a Elegir un psicólogo o una psicóloga: ¿existe alguna diferencia?, en la categoría de Terapias en Diario Femenino.