5 diferencias entre psicólogos y psicopedagogos: ¿a cuál acudir?

Cómo diferenciar a los profesionales para tratar a los niños o adolescentes

Adriana Méndez

Muchas personas tienen la creencia de que los psicólogos y los psicopedagogos hacen la misma labor, y aunque su campo de acción y nivel de intervención estén relacionados, la verdad es que estos dos profesionales se encuentran bastante separados. Se complementan entre sí para obtener resultados favorables, pero existen algunas distinciones especialmente en torno a la crianza y a la educación infanto-juvenil. 

Es precisamente por lo complejo de estas situaciones que muchos padres se encuentran desorientados acerca de a cuál acudir y es aquí donde surgen las diferentes dudas. ¡No te preocupes! En Diario Femenino vamos a echarte una mano enumerando las 5 diferencias principales entre psicólogos y psicopedagogos. ¡Empezamos! 

 ¿Por qué ocurre esta confusión entre psicólogos y psicopedagogos?

En algunos casos, los padres acuden al psicólogo infantil para ver qué está sucediendo y qué pueden hacer para resolverlo, pero quizás no es necesaria la intervención psicológica sino la orientación de un psicopedagogo. Esto es debido al tipo de problema, grado de dificultad o área de afectación del caso que se presenta, factores que luego determinarán qué tipo de intervención amerita el niño o el joven.

La confusión con estas profesiones recae en que la mayoría de los problemas que se presentan en la etapa infanto-juvenil son relacionados con el área académica: Desmotivación, falta de atención, problemas con alguna cátedra, poca relación e interacción con sus padres, problemas de conducta o desorientación en la carrera a elegir a futuro... Y todos pueden ser intervenidos tanto por el psicólogo por el psicopedagogo.

¿A qué profesional debemos acudir?

Tener en cuenta cuál es el origen de estos problemas y hacía donde están afectando más es lo fundamental para saber qué dirección tomar. Es decir, como padres hay que estar atentos si el problema que enfrentan los pequeños afecta solamente el ámbito académico o lo hace en otras áreas, si es una dificultad específica o una complejidad más global.

Por ejemplo, si tu niño tiene problemas de conducta desafiante y oposicionista en la escuela y también en el hogar, es probable que necesites llevarlo al psicólogo. Pero si a tu niño le cuesta prestar atención en clases o se le complica una materia, entonces quizás necesite la orientación de un psicopedagogo que ofrezca mejores técnicas de estudio.

5 diferencias entre psicólogos y psicopedagogos

1 Visión y misión

Esta es quizás la diferencia más grande y reconocible entre ambas profesiones. En este sentido, la psicología tiene una visión amplia del entorno del paciente, toma en cuenta todos los aspectos de su vida para determinar el origen y la resolución del problema que se presenta. Su creencia es que un conflicto, aunque esté enfocado en una determinada área, puede expandirse fácilmente si no es tratado y resuelto. 

La psicopedagogia, por su parte, es más específica en el campo de las habilidades académicas. Es decir, se enfoca en otorgar soluciones, técnicas y resolución de problemas relacionados con los procesos de enseñanza y de aprendizaje. 

2 Ámbitos laborales

También existe diferencia en los ámbitos laborales, pues el lugar de trabajo y el área de estudio de ambos profesionales varía bastante. Los psicopedagogos laboran mayormente en las instituciones académicas o en centros profesionales clínicos, atendiendo casos de personas con dificultad para el aprendizaje y orientación vocacional e incluso motivacional. 

Los psicólogos tienen un rango laboral mucho más amplio. Existen psicólogos en escuelas, clínicas, centros de especialización, empresas e incluso en áreas deportivas. En todos esos lugares se otorgan consultas, se elaboran resoluciones de conflictos y motivaciones personales a sus clientes o pacientes. 

3 Intervenciones

Las intervenciones psicopegagógicas se enfocan en resolver los problemas académicos de sus pacientes, ofreciendo técnicas de estudio provechosas, estrategias de aprendizaje para problemas de atención, métodos de agilidad mental y acciones preventivas para niños y jóvenes con dificultades cognitivas. Otra intervención reseñable es la orientación vocacional y motivacional para adolescentes que se encuentran un tanto confusos sobre lo que quieren hacer con su futuro.

Por su parte, los psicólogos se enfocan en intervenciones individuales o grupales que son específicas, personalizadas o eclécticas, según la situación lo amerite. Pero siempre enfocados a hacer consciente al paciente de sus conflictos, buscar la forma más funcional para resolverlo y prevenir que amenacen con sus otras áreas de desarrollo.

4 Perfiles y funciones

Los psicopegagogos están especializados en diversas áreas de los procesos de enseñanza y aprendizaje, así como la motivación y la orientación personal, como ya sabemos. Sin embargo, éstas se encuentran determinadas en el aspecto conductual y cognitivo de las personas, por lo que las soluciones se basan en resolver problemas relacionados de forma inmediata y funcional.

Mientras que los psicólogos se centran más en el aspecto afectivo de las personas, que es a través del cual se desequilibran las conductas, las percepciones del mundo, se manifiestan los problemas de confianza e incluso, originarse los trastornos. Por lo que las intervenciones están en pro a trabajar estas emociones negativas y adaptar las conductas al entorno.

5 Enfoque infantil

La psicología tiene una rama bastante extensa en el mundo infanto-juvenil, tratando dificultades y trastornos presentes en esta etapa. También se enfocan en trabajar con diferentes poblaciones, como adultos, personas con trastornos mentales, trabajadores de empresas, pacientes de hospitales y sus familiares y personas en centros de atención.

Para los psicopegagogos, mientras tanto, la intervención durante la infancia es un factor determinante en la mejora de las capacidades de enseñanza y aprendizaje de las personas. A pesar de que trabaja con adolescentes y adultos para trabajos de orientación y motivación, el trabajo infantil es esencial.

 

Ambos profesionales son muy respetados en su área de desarrollo laboral y son indicados para los problemas infantiles y juveniles, dependiendo de cual sea. Por ello, toma el tiempo para observar el comportamiento, hablar con tu hijo sobre lo que sucede y buscar asesoría para ver cuál es la mejor dirección a tomar

Puedes leer más artículos similares a 5 diferencias entre psicólogos y psicopedagogos: ¿a cuál acudir?, en la categoría de Terapias en Diario Femenino.