Falsas creencias sobre la terapia psicológica que debes dejar de creer

Mucha gente se muestra reticente a ir al psicólogo por estos falsos mitos

Adriana Méndez

¿Has pensado en asistir a terapia psicológica? Si lo has comentado con otras personas, seguramente habrás recibido comentarios tanto positivos como negativos al respecto, pero ¿cuáles de estos han sido mayores? ¿Puedes colocar en una balanza los comentarios positivos y los negativos?

En ocasiones, las personas tienden a tener una mala impresión sobre la psicología, los psicólogos y su verdadera función, creando, de esta forma, falsas creencias sobre la terapia psicológica. Lamentablemente, estas opiniones erróneas son suficientes para que alguien pueda cambiar de opinión y desistir de ir a consulta, así sea necesario o si se estaba completamente convencido de ir. ¡Ya es hora de que dejes de creer en estos mitos!

¿Por qué existen las creencias erróneas de la psicología?

Los orígenes más comunes de estas creencias erróneas provienen de las series o películas de TV (en las cuales el papel del psicólogo puede verse oscuro e incluso místico), por malas experiencias en una terapia (lo cual puede suceder), por confundir el papel del psicólogo con el del psiquiatra (asociados a las enfermedades mentales), por miedo a que crean que se está loco o porque se considera que la terapia nos va a cambiar por completo de manera negativa.

No obstante, lo más preocupante de todo es que las personas no miden las consecuencias de continuar promoviendo estas creencias falsas, como por ejemplo, privar a otros de cuidar su salud mental con la misma importancia que se cuida la salud física.

Los mitos erróneos más populares sobre la psicoterapia

+ ¡Pero si la terapia es solo para locos!

La creencia errónea más conocida y la más equivocada de todas. Si bien una parte de nuestro campo de actuación tiene que ver con las enfermedades mentales esto no es todo lo que hacemos. Sino ofrecer herramientas a las personas para que enfrenten sus problemas, los resuelvan y puedan lidiar con otros en el futuro de una forma positiva e independiente.

+ La terapia es muy costosa. ¡Eso es solo para ricos!

Falso de nuevo. Existen centros de atención psicológica públicos que tienen muy bajos precios, accesibilidad de pago e incluso consultas gratuitas. Aunque en realidad muchos prefieren gastar la misma cantidad en ir a un spa o en ir de shopping, así que más que ser una creencia errónea, es una pobre excusa para no buscar la asesoría más adecuada.

+ Eso no es para mí, yo no "creo" en la psicología

Esta falsa creencia le da un aspecto místico totalmente equivocado a la psicoterapia, cuando la realidad es que la psicología es una ciencia del comportamiento humano. Este es el resultado de personas que desconocen por completo cómo funciona la psicología, por lo que si te sucede lo mismo, por favor asesórate primero antes de dejarte influenciar por este horroroso mito.

+ La terapia no soluciona nada en absoluto

Si bien esta creencia surge a partir de personas que pasaron por malas experiencias en una terapia, no podemos generalizar todas las terapias psicológicas, pues existen diversos tipos de intervenciones y los psicólogos sabemos cómo adaptar estos estilos al paciente o recomendarlo con el mejor especialista para su caso particular.

+ Es una pérdida de dinero. ¡Al final el tiempo lo cura todo!

¡Completamente falso! Especialmente cuando se trata de un problema recurrente que está afectando gran parte de las áreas de desarrollo diario o si la persona ha pasado por un trauma, un duelo o una ruptura sentimental difícil. El sanar es un proceso largo y lento, el cual debe ser asistido por un profesional para lograrlo por completo sin dejar secuelas negativas.

+ Para contar tus problemas a un extraño, mejor lo haces con un amigo

El "desahogar" nuestros problemas ayuda mucho a liberar estrés y despejar la mente para encontrar una solución a ello. Sin embargo, existen conflictos internos que no se solucionan completamente solo hablando con un amigo y es ahí donde los psicólogos intervienen, con el fin de resolverlos por completo.

+ No quiero ir porque el psicólogo querrá cambiar lo que soy

Una de las creencias erróneas más populares y por la que muchos temen a la terapia, pero esto no es cierto ya que las personas no cambian su esencia. Esto se debe a que todos conservamos nuestras características genéticas y sociales que hemos desarrollado con el tiempo. Lo que hacemos en terapia es redireccionar estas características a formas adaptativas más positivas que armonicen con el entorno y con el interior de la persona.

Aclaración final sobre la psicología y los psicólogos

Los psicólogos no leemos la mente, solo relacionamos las características fundamentales de la persona, con su forma de actuación y lo que su lenguaje no verbal nos dice. Todo a través de la observación e intervención.

Si bien trabajamos en una rama similar, los psicólogos y los psiquiatras no nos encontramos relacionados en lo que hacemos en consulta, ya que ellos se dedican casi exclusivamente al tratamiento médico de enfermedades mentales.

Los psicólogos tenemos una formación en abordaje de la conducta humana en sus distintas áreas de desarrollo (social, personal, íntimo y laboral). La psicología se trata de una ciencia social, por lo que todos somos profesionales del área de la salud mental.

Todo lo que se cuenta en las sesiones de terapia es completamente confidencial, los psicólogos respetamos los sentimientos y opiniones de los pacientes, así como la gravedad que ellos le dan a sus problemas mientras creamos la mejor intervención para enfrentar el conflicto.

La salud mental tiene la misma importancia que la salud física, por lo que si tenemos algún tipo de problema que esté afectando nuestra calidad de vida (ansiedad, depresión, fobias...), desempeño profesional, relaciones interpersonales o confianza propia, debemos tomarlo con seriedad y atenderlo.