La solución definitiva para mantener la autoestima alta

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La solución definitiva para mantener la autoestima alta

Buscamos el origen de nuestros problemas y a veces no nos damos ni cuenta. La solución está en nuestros manos en la mayoría de las ocasiones. La autoestima es esa herramienta que nos convierte en personas independientes, seguras y felices. Por eso hemos estado buscando hasta dar con la solución definitiva para mantener la autoestima alta y poder ser más felices.

Soluciones para mantener la autoestima bien alta

La solución definitiva para mantener la autoestima alta consiste en una serie de pasos que te ayudarán a sentirte más segura de ti misma y a gustarte más. Se trata del camino de la autoestima, de los pequeños actos del día a día que necesitas para no volver a sufrir jamás las consecuencias de la baja autoestima. Y el primer paso es, sin lugar a dudas, conocerte a ti misma.

No dudes en dedicarte todo el tiempo que necesites para ti, para conocerte y reconocer tus propias emociones y reacciones. Una vez hecho esto, decide cuáles son las actitudes que quieres eliminar de tu personalidad y cuáles son las características que más te gustan de ti misma para resaltarlas y potenciarlas. En este ejercicio también es necesario hacer limpieza de personas tóxicas, así que prepara la goma de borrar.

Elimina de tu vida todas esas personas tóxicas que quieren hacer de ti otra persona diferente de la que realmente eres. Personas que tratan de influirte, que te prefieren pasiva y sumisa y que no aceptan un 'no' por respuesta. Tampoco caben en tu vida esas personas negativas que te hablan de tus incapacidades, de lo torpe que eres y de que no vales para esto o para lo otro. Si vales o no vales lo decides tú.

Porque en cuestión de autoestima hay dos jugadores: tú misma y los demás. No creas que ser una mujer independiente y decidida significa que no debas tener en cuenta a los demás. Estamos hablando de mantener la autoestima alta, no de ser una egocéntrica con complejo de superioridad. Se trata de que las opiniones de los demás no te influyan a la hora de ser la persona que quieres ser.