Cómo filtrar las personas tóxicas que minan tu autoestima

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Puesto que estamos hablando de autoestima, que no deja de ser una cuestión íntima y personal, la actitud de los demás debería importarnos más bien poco. Pero seamos realistas. Vivimos en sociedad y las opiniones y comportamientos de los demás nos importan y nos afectan. Algunas personas que nos rodean son altamente tóxicas y pueden perjudicar nuestra autoestima, así que debemos aprender a filtrar a esas personas tóxicas.

Cómo afectan las personas tóxicas a la autoestima

Seguramente eres consciente de que algunas personas minan tu moral, machacan tu autoestima y te hacen sentir tan mal que te gustaría evitarlas o que desaparecieran de tu vida. No siempre es posible alejarse de las personas tóxicas porque muchas veces están demasiado cerca, en la misma familia, en el trabajo, en la pareja o en tu grupo de amigos.

Cuando no puedes eliminar de tu vida a una persona tóxica, lo que hay que aprender es a neutralizar sus efectos tóxicos, algo nada fácil pero que hay que lograr sea como sea. Tu autoestima está en juego. El primer paso es identificar qué tipo de veneno te está metiendo esa persona dentro de ti. Porque hay diferentes tipos de personas tóxicas.

Hay personas que te envenenan desde la prepotencia, desde la exigencia, desde el creerse superior. Otras personas te envenenan desde la queja, la insatisfacción, el pesimismo o la negatividad. Y hay otras personas cuyo veneno sale directamente de la envidia, de la maldad, de la manipulación y del afán de dominación.

Cómo filtrar a las personas tóxicas

No es difícil identificar a esas personas tóxicas que te hacen sentir inferior, que no vales para nada, que te queda mucho camino para llegar hasta donde están ellas, que te quitan las fuerzas, que te paralizan cualquier propuesta, que succionan tu energía, que te pisotean en cuanto ven que intentas salir adelante, que borran cualquier indicio de optimismo. No es difícil identificarlas, lo difícil es neutralizar sus efectos tóxicos.

Se necesita una gran capacidad de abstracción para que su veneno resbale por tu cuerpo en lugar de penetrar hasta tu interior y dejarte con esa sensación de impotencia. Y no es algo que se pueda lograr si no tienes la autoestima en un nivel aceptable. Por lo tanto, urge mejorar la autoestima. Realiza ejercicios en solitario que te demuestren a ti misma que sí se puede.

Si vas consiguiendo pequeños logros, que no tienes por qué compartir con esas personas tóxicas, irás ganando en seguridad y confianza. Cuando tengas una serie de victorias a nivel personal, comprobarás que sus intentos por matar tu ilusión son cada vez menos eficaces.