Mejora tu autoestima y atrévete a opinar libremente

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Atrévete a opinar libremente

La gente se reúne, conversa, hacen bromas, se ríen, expresan sus opiniones, lanzan ideas, comentan sus sentimientos...se trata de la comunicación y de las relaciones entre distintos seres humanos. Algo básico para lo que no todo el mundo está preparado. Los problemas de autoestima pueden hacer que te calles más de lo debido, que te de miedo la reacción de los demás ante tus propuestas y que no te atrevas a opinar libremente.

Por qué no opinar libremente

El nivel de autoestima se refleja en la forma en que interactuamos con el resto de las personas. Una autoestima baja puede convertirte en una persona más que tímida. Porque tu inseguridad no te deja mostrarte ante los demás tal cual eres. Y es lógico, ya que si no te valoras, si tienes una pobre percepción de ti misma, lo más natural es que creas que no tienes nada que aportar a los demás.

No te atreves a opinar libremente porque te falta seguridad en ti misma. También te falta confianza y respeto y si tú no te lo tienes, los demás tampoco te lo tendrán. Es por eso que cuando estás en una reunión con un grupo de amigos, no te atreves a hablar. ¿Qué vas a poder aportar tú? Si los demás tienen una vida tan interesante y tú no tienes nada que contar.

Si no entiendes de política, ni de economía, ¿cómo vas a tomar parte de una conversación así? Si tal vez te equivoques en tu planteamiento, si seguramente los demás pensarán que no sabes de lo que hablas, si corres el riesgo de que te juzguen por tus ideas. La verdad es que la imagen de una persona que nunca se atreve a hablar es peor que la de todas esas personas que se equivocan.

Atrévete a opinar libremente

Porque todos se equivocan, todos nos equivocamos y tú también te equivocarás. Así es como se participa de la vida social. Cometiendo errores y teniendo la suficiente generosidad, tolerancia y respeto como para no juzgar a los demás por una equivocación. Así que no tengas miedo y atrévete a hablar, atrévete a opinar libremente, porque es un derecho universal.

Necesitarás mejorar tu autoestima si quieres participar en las reuniones con amigos, con la familia o con los compañeros de trabajo. Todos tenemos algo que aportar en esta vida en forma de ideas o de opiniones. Y si tu opinión sobre un tema concreto no es la de una persona experta, no te preocupes, es tu opinión y también cuenta. Cuenta tanto como la de los demás.

Para empezar a hablar sin miedos debes trabajar tu autoestima, especialmente las áreas dedicadas a la confianza, a la seguridad y al respeto. Si te respetas a ti misma, los demás respetarán tus opiniones, si lanzas tus ideas con seguridad, los demás las tendrán en cuenta. Y si confías en ti misma, los demás te admirarán por su valor.