Tus amigos influyen MUCHO en tu autoestima (para bien y para mal)

Consejos de una psicóloga para que aprendas a detectar amistades tóxicas

Tamara Sánchez

La autoestima es algo que se va gestando a lo largo de los años. Y en su construcción influyen muchos factores: nuestra familia, nuestra pareja, nuestro trabajo y, por supuesto, nuestros amigos. El ser humano es un ser social hecho por y para relacionarse y de esas relaciones depende en gran medida el concepto que creamos sobre nosotros mismos. En Diario Femenino queremos hablar de la influencia de los amigos en la autoestima (para bien y para mal) y, para ello, hemos contactado con Beatriz González, psicóloga de Somos Psicólogos. Esto es todo lo que nos ha contado:

Amistad y autoestima, ¿qué relación tienen?

Puede ser que seamos personas independientes y con una gran seguridad en nosotros mismos. Esto, por supuesto, está fenomenal. Pero lo cierto es que todos necesitamos personas al lado que nos quieran, nos apoyen y refuercen nuestra moral. Y en esta tarea juegan un papel clave los amigos, a veces para bien y otras tantas para mal.

Porque hay amigos que nos recuerdan cada día lo valiosos que somos subrayando todos nuestros logros: nos dan la enhorabuena por ese examen que después de tanto esfuerzo conseguimos aprobar, nos felicitan si conseguimos un ascenso en el trabajo…

Este tipo de amigos son los que construyen nuestra autoestima para bien, son los que refuerzan nuestra seguridad y confianza en nosotros mismos. Amistades positivas que aun conociendo nuestras debilidades y nuestros defectos nos aceptan tal y como somos y siempre remarcan por encima nuestras virtudes y cualidades.

En el lado contrario, están esos ‘amigos’ que, aunque parezca que nos quieren desinteresadamente, la realidad es que solamente nos ven como un medio para conseguir sus objetivos. A costa de destruir nuestra autoestima van construyendo la suya. Personas narcisistas y amistades falsas que hay que saber detectar a tiempo para que no acaben con nuestra confianza y autoconcepto. ¿Y cómo detectar a este tipo de amigos perjudiciales que se camuflan bajo la máscara de los mejores amigos del mundo? La psicóloga Beatriz González nos da algunas pautas en el siguiente punto.

Cómo detectar amistades tóxicas que influyen (para mal) en la autoestima

“Es fundamental rodearse de personas sanas y sinceras para gozar de una buena autoestima”, afirma Beatriz. Por eso, desde hoy mismo, debes tener la misión de detectar a tus amistades tóxicas antes de que continúen haciéndote más daño. Un amigo tóxico es aquel que…

+ Resalta tus comportamiento negativos y no deja de recordarte todos y cada uno de los errores que has cometido en la vida.

+ Siempre se muestra pesimista cuando le hablas de tus proyectos. Te dice frases como ‘es muy difícil que lo logres…’, ‘lo que quieres hacer es un disparate…’

+ Pisotea tus ilusiones.

+ Te menosprecia y le resta valor a tus logros. Nunca te felicita ni te da la enhorabuena por un éxito que has conseguido. No se alegra de tus triunfos.

+ Se recrea señalando tus defectos físicos.

+ Es egocéntrico y siempre redirige la conversación hacia él. Te hace sentir mal si no le prestas la suficiente atención. Un amigo tóxico siempre asume un rol de víctima.

+ Es envidioso. Desea lo que no tiene y odia a quien tiene aquello que él anhela. Puede mostrarte su desprecio si la persona a la que envidia es a ti.

Así puedes alejarte de un amigo tóxico

Las amistades tóxicas generan una especie de dependencia de la que es muy difícil escaparse, pero, por supuesto, no es imposible. Si ya has detectado a ese amigo tóxico que tienes al lado, estos son algunos de los pasos que debes seguir para irte alejando de él poco a poco:

+ Busca otros amigos y pasa más tiempo con ellos. Trata de rodearte de personas sanas que cambien tu perspectiva de la amistad y poco a poco conseguirás ir desprendiéndote de la toxicidad que te aportan ciertos amigos.

+ “Por muy doloroso que resulte alejarse de un amigo de toda la vida, si este amigo es tóxico y merma nuestra autoestima, lo mejor es poner fin a esa amistad. Hay casos en los que también funciona poner límites”, comenta la psicóloga Beatriz. Y en este sentido, deberás aprender decir ‘NO’. No le sigas la corriente a todo lo que diga o haga. Niégate si algo no te gusta. Cuando vea que no eres ese objeto de ‘usar y tirar’, él mismo se alejará solito.

+ Deja de hablar con él poco a poco. Puedes optar por cortar la relación de forma radical y directa o hacer que el distanciamiento sea más progresivo. A veces esta última opción es lo mejor para evitar confrontaciones y discusiones innecesarias.

+ Sé fiel a tu decisión. Por mucho que hayas decidido acabar con la relación, es muy probable que ese amigo tóxico vuelva a ti con falsas promesas de cambio que jamás se cumplirán. No cedas al chantaje. 

¿Y tú? ¿Alguna vez has tenido que alejarte de un amigo tóxico que influía para mal en tu autoestima? ¿Cómo lo hiciste? Cuéntanoslo en los comentarios y ayuda a otras lectoras. ¡Te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Tus amigos influyen MUCHO en tu autoestima (para bien y para mal), en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.