Técnica del disco rayado para aprender a decir NO (sin sentirte culpable)

Conoce una de las mejores técnicas de comunicación asertiva

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Cuánto cuesta decir NO, verdad? Seguro que muchas veces has cedido a la insistencia, al chantaje o a la manipulación en contra de tus deseos, derechos o intereses. Es un fallo comunicativo, te falta asertividad y, como a mucha gente, no te han enseñado a decir NO. Porque nos sentimos inseguras, porque queremos la aprobación de los demás o porque tenemos complejo de inferioridad, el caso es que muchas veces acabamos haciendo cosas que no queremos o que no debemos. Pero tenemos un truco que te ayudará a ser más asertiva. ¿Conoces la técnica del disco rayado? Es para que puedas decir NO sin sentirte culpable. ¿Qué me dices ahora?

En qué consiste la efectiva técnica del disco rayado

Tenemos que retroceder en el tiempo a la época en la que escuchábamos discos de vinilo. ¿Recuerdas qué pasaba cuando se estropeaban? Que solo podías escuchar el mismo fragmento una y otra vez. Eso es un disco rayado y también es la técnica que te ayudará a decir no sin sentirte culpable. ¿Cómo funciona?

La técnica del disco rayado consiste en repetir la misa frase a tu interlocutor. Una y otra vez. Esa frase, por supuesto, tiene que ser una negativa a hacer algo que no quieres hacer, como por ejemplo quedarte más tiempo en el trabajo, ir a tomar unas copas, hacer un recado para otra persona o cualquier otra cosa que crees que no te corresponde y que además no quieres hacer.

Tienes que buscar una frase corta pero contundente donde se vea claramente que te estás negando. No tienes que dar justificaciones (en la mayoría de los casos), tan solo dejar claro que no, que no estás dispuesta a hacerlo y que no lo vas a hacer. El discurso tiene que ser siempre el mismo, no lo varíes aunque tu interlocutor esté cambiando sus razones y a ti te parezca ridículo mantener la misma frase.

Puedes probar primero con los vendedores al teléfono con un "no estoy interesada, gracias", o con los que llaman a tu puerta para ofrecerte algo que no quieres comprar. A cada argumento de la otra persona, mantén la misma frase. Parece que todos tenemos un límite frente al rechazo, así que llegará un momento en que la otra persona, al ver que te mantienes siempre en la misma postura y que no atiendes a razones, se dará por vencida.

No pierdes nada por intentarlo, solo puedes ganar. Ganar en calidad de vida, en seguridad en ti misma y en autoestima. Esta técnica del disco rayado es muy efectiva porque la repetición imprime fuerza a tu decisión a la vez que va debilitando la de tu interlocutor. ¿Y si a ti también te funciona?

Por qué nos cuesta tanto decir NO

Aprender a decir NO es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos día a día. Por supuesto que hay personas que saben hacerlo, que saben poner sus derechos por delante, así como sus prioridades, pero todavía nos queda mucho trabajo por hacer. ¿No te ha pasado que en alguna ocasión has conseguido decir NO pero luego te has sentido tremendamente culpable?

Debería ser fácil decir NO, pero no lo es tanto. Entornos jerarquizados, problemas de autoestima, complejo de inferioridad o necesidad de aprobación son los principales escenarios donde ocurren los chantajes, las manipulaciones o, sencillamente, el lograr que te pliegues a los deseos de otra persona. ¿No es hora de aprender a decir NO sin culpas?

Puedes probar con esta técnica del disco rayado para mejorar tu asertividad y tus habilidades sociales. Al principio te costará, pero poco a poco conseguirás ganar seguridad en ti misma, te sentirás poderosa y, sobre todo, libre para tomar las decisiones que más te convienen. Porque aprender a decir NO no es solo un acto de empoderamiento, también es una declaración de intenciones de libertad.

Puedes leer más artículos similares a Técnica del disco rayado para aprender a decir NO (sin sentirte culpable), en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.