Influencia (positiva y negativa) de las redes sociales en la autoestima

La autoestima en la era de las nuevas tecnologías

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No vamos a demonizar las redes sociales a estas alturas. Para bien o para mal ya forman parte de nuestras vidas y no es erróneo decir que una buena parte de nuestra propia vida transcurre en ese mundo virtual. Es hora de abordar un tema que nos preocupa como el de la influencia, tanto positiva como negativa, de las redes sociales en la autoestima

Exponemos en las redes nuestro día a día, unos más al detalle que otros, unos más ajustados a la realidad que otros, pero ahí compartimos momentos, pensamientos, lugares, situaciones, sueños, experiencias.. La vida misma. Y lo hacemos esperando una reacción por parte de los demás, generalmente en forma de like. ¿Es porque necesitamos la aprobación de los demás o se trata simplemente de una forma más de comunicarnos, de estar en contacto o de socializar aunque sea virtualmente? Sea como sea, no podemos obviar cómo impactan las redes sociales en nuestra autoestima.

Cuando las redes sociales perjudican tu autoestima

La influencia negativa de las redes sociales en la autoestima se refleja en frustración, insatisfacción vital, sensación de fraude, fragilidad emocional, complejos o, directamente, dependencia. Sí, igual que existe la dependencia emocional en pareja, también existe la dependencia emocional en Internet. ¿Tu autoestima depende de tu número de seguidores o de la reacciones positivas que tienen tus publicaciones?

Y como hablamos de influencia, llegamos (nunca mejor dicho) a los y las influencers. Esas personas influyentes nos muestran el modelo o estereotipo de lo que es una vida feliz. Desde el aspecto físico hasta el modo de vida, pasando por la ideología, todo está marcado a golpe de "me gusta" y seguidores. Y resulta que ni tu vida ni la vida de nadie se asemeja ni un poquito a la de esos influencers.

La realidad te golpea en el momento en que desconectas de las redes sociales. Tu autoestima cae en picado cuando miras la pantallas y acto seguido miras a tu alrededor. No, no se parece en nada. Tu piso no está decorado con las últimas tendencias, no tienes la nueva generación de cosmética, en tu armario hay lo mismo de siempre y tomas un simple café con leche en lugar de esos batidos de fantasía.

Cuando las redes sociales te suben la autoestima

Pero hay veces que las redes sociales te suben la autoestima, ¿verdad? Cuando subes una foto preciosa a Instagram y todos tus contactos reaccionan favorablemente. Cuando haces un comentario en Twitter y tu gente lo retuitea porque de verdad ha sido una gran muestra de tu ingenio. O cuando todo el mundo se queda fascinado de tus vacaciones subidas parada por parada en Facebook. La vida es maravillosa. Tu vida es maravillosa. Así al menos lo dicen las redes sociales y tu autoestima aumenta 100 puntos.

Sin duda las redes sociales te pueden ayudar a subir tu autoestima o, como hemos visto antes, también a bajarla. Así que lo que toca ahora no es fijarte si tu autoestima sube o baja con la vida virtual sino reflexionar sobre una pregunta: ¿a qué está sujeta tu autoestima? En este caso a una realidad virtual, a una pantalla de la realidad.

No todo es mentira en las redes sociales, pero tampoco es verdad. Un foto de un desayuno fantástico no va a hacer que tengas el mejor día de tu vida en el trabajo por más likes que hayas conseguido. Y una frase motivadora no va a hacer que consigas tus sueños aunque hayas ganado un montón de seguidores con ella.

Conviene establecer una separación entre las dos vidas, la digital y la analógica. Puedes aprovechar las ventajas de las redes sociales, por supuesto, para promocionar tu trabajo, para conocer gente, para estar en contacto con tus amigos o incluso para matar el aburrimiento, pero no dejes que entren en ese terreno tan personal y tan íntimo como el de la autoestima.

Porque al final del día lo que cuenta no son los likes que has recibido, sino la independencia emocional, esa según la cual te encuentras más o menos feliz en función de lo que ha ocurrido en la vida real, no tras la pantalla de un ordenador o de un teléfono móvil.

Puedes leer más artículos similares a Influencia (positiva y negativa) de las redes sociales en la autoestima, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.