Superar la baja autoestima por mal olor vaginal

El mal olor vaginal nos puede hacer sentir inseguras y poco deseables

Laura Dapena

Cómo superar la baja autoestima por mal olor vaginal

Nos puede pasar en cualquier momento y lugar. El mal olor vaginal nos sorprende y nos hace sentir incómodas, poco deseables, avergonzadas e inseguras, y puede desembocar en problemas de pareja y/o convivencia. En estos casos, superar la baja autoestima por mal olor vaginal se convierte en una tarea urgente, ya que de no enfrentarse, el problema puede hacerse cada vez mayor

Las consecuencias del mal olor de vagina

Los olores vaginales vienen producidos por las glándulas apocrinas, que se localizan en ciertas partes del cuerpo (en el caso de la mujer están localizadas en el ombligo, los pezones o la zona genital) y segregan fluidos que desempeñan un papel importante en la atracción sexual.

Sin embargo, si los olores de esos fluidos son desagradables, casi siempre son indicador de enfermedades bacterianas o de trasmisión sexual. 

No suelen ser permanentes y varían mucho en función de la mujer y sus ciclos. Sin embargo, enmascararlos con desodorantes, jabones y duchas vaginales (que pueden empujarte a una infección porque, en realidad, también eliminan las bacterias saludables de tu vagina) produce una alteración de la flora y a largo plazo acaba no siendo bueno.

Si tenemos problemas de olor vaginal y dejamos que nos afecten demasiado a nuestro comportamiento y vida podemos acabar padeciendo problemas psicológicos de inseguridad o incluso que acabe afectando a nuestra vida en pareja. Por eso, en Diario Femenino te contamos varios puntos para superar la baja autoestima que esto nos puede ocasionar.

Consejos para superar la baja autoestima por mal olor vaginal

1 Ten presente que este tipo de variaciones en los olores corporales es algo natural que igual que se viene se va. Tienes que tener en cuenta que es algo pasajero y que la mayoría de las mujeres lo sufrirá a lo largo de su vida una o más veces. También piensa que suele ser indicativo de algo, por ejemplo, de una pequeña infección. Entonces debemos ir al médico para que nos recete algo adecuado y así, conseguir eliminarlo. Acudir al especialista te hará sentir mucho más tranquila, ya que te permitirá conocer la realidad de lo que te está sucediendo y sentirte más segura con ello y con tu situación. 

2 Piensa que el haber sufrido mal olor vaginal alguna vez puede hacer que nos obsesionemos un poco con los olores y nosotras mismas consideremos el olor peor de lo que en realidad es.

3 Si te da corte, por ejemplo, que es olor aumente tras tener relaciones sexuales, ten presente que tras ellas debes asearte adecuadamente. Si siempre es importante tener un buen aseo en nuestras partes íntimas, si tenemos problemas de mal olor vaginal y acabamos de tener relaciones, más aún. El semen puede alternar el PH de nuestra vagina y colaborar en que este se haga más intenso.

Consejos para evitar el mal olor de vagina que te provoca baja autoestima

4 Cuida el tipo de ropa interior que te pones. Deja a un lado las sintéticas, las que transpiren poco y las fabricadas con materiales agresivos para tu piel, así como las prendas de vestir extremadamente ajustadas y/o mojadas. Igualmente, cámbiate de ropa interior nada más terminar de hacer ejercicio o de bikini si no te vas a bañar más. Esto tiene que ser un hábito para ti pero no quiere decir que no puedas elegir la ropa interior más sexy que veas. Dará un empujón a tu autoestima si te ves bien con ella. 

5 Hablar de los problemas que tenemos día a día ayuda a una pareja a estar más unida y a ti te echará una mano en eso de sentirte “como en casa”. Charla directa y abiertamente con tu pareja sobre lo que te pasa y, sobre todo, cómo te sientes con la situación. Habrá una comunicación más fluida y a ti, personalmente, te hará sentir menos insegura y más cómoda con ello. No tendrás la sensación de estar evitando o escondiendo a tu pareja una situación que te preocupa.

¿Tienes problemas de autoestima? En Diario Femenino te podemos ayudar a aprender a quererte un poquito más cada día.