La intimidad en Internet y las redes sociales

María José Roldán Prieto

A todos y a cada uno de nosotros nos gusta tener nuestra intimidad en la vida real y seguro que tú también eres una persona que protege tu intimidad con uñas y dientes, porque, ¿cómo sería la vida sin tener un mínimo de íntimidad? Realmente es algo que debemos proteger porque es nuestro y de nadie más. Pero con la intimidad en Internet pasa exactamente igual pero hay personas que parece que esto se les olvida y dejan una ventana abierta a su vida para que todo el mundo la conozca, ¡aunque sean personas que no conocen de nada! 

Hay personas que ponen en Facebook e incluso en Twitter todo lo que hacen o dejan de hacer, si se van de viaje o si ya han vuelto, si tienen fotografías que mostrar del fantástico fin de semana que han pasado en un hotel en la costa... bueno, seguro que te estás haciendo una idea de lo que quieren decir estas líneas. Esto es un gran problema porque por ejemplo, si dices que te vas de vacaciones, ¡los ladrones sabrán que tu casa estará desprotegida! Si subes una foto algo más hot de lo normal, ¿realmente quieres que todo el mundo vea eso? 

La intimidad de tus secretos en Internet

Es importante que para cuidar tu intimidad en Internet no grites a los cuatro vientos qué haces o con quién estás. Es cierto que hay personas que parece que lo hacen porque así se sienten mejor, para que todo el mundo vea la maravillosa vida social que tiene... pero, ¿qué hay de real en todo eso? No importa si es más o menos real, lo que importa es que seas consciente de que tu intimidad en Internet vale mucho más. Así que si quieres compartir tus fotos del finde, al menos configura la privacidad para no lo vean personas que ni conoces, ¿no crees?

Otro aspecto fundamental en cuanto a la intimidad de Internet son las contraseñas, ¿alguien conoce tus contraseñas a tus redes sociales e incluso a tu cuenta web del banco? ¡Nadie debe conocerlas! Si tu madre o tu pareja saben tus contraseñas, ¿quién te asegura que un día de impulso no se metan y vean cosas que no quieres que vean? Hay ciertas cosas que no es necesario compartir, aunque se quieran mucho a las personas... y si necesitan la contraseña para mirar algo, ¡que sea contigo delante! 

Recuerda que tu intimidad en Internet, es igual de importante que tu intimidad en la vida real, ¡no dejes una ventana abierta a tu vida para que personas que ni conoces sepan de ti!