Las redes sociales generan ansiedad: ¿sabes utilizar Facebook y Twitter?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Ahí están para informarnos, para conocer gente, para recordar buenos tiempos, para animarnos cuando estamos mal, para cotillear, para trabajar...son las redes sociales, principalmente Facebook y Twitter, que han marcado un antes y un después en las relaciones sociales. Pero cuidado, porque en las redes sociales no es oro todo lo que reluce y conllevan algunos riesgos. Las redes sociales como causa de ansiedad.

Facebook y Twitter como causa de ansiedad

Sabemos que las causas de los trastornos de ansiedad pueden ser muy variadas. En la actualidad, con el desarrollo de las nuevas tecnologías, hemos de sumar un causa más de ansiedad: las redes sociales. Muchos las aborrecen y muchos más las adoran, pero lo que es indiscutible es que ya forman parte de nuestras vidas. Si no podemos ni queremos evitar el uso de Facebook o Twitter, al menos podemos hacer que no empeoren nuestra ansiedad.

Estas redes sociales son fuente inagotable de preocupaciones. Tanto Facebook como Twitter demandan una atención constante que puede llegar a ser muy adictiva y también generar ansiedad. Subir una foto y comprobar cada 30 segundos si hemos provocado algún comentario o algún "like". El disgusto que nos llevamos cuando fulanito de tal no se ha dignado a comentar nuestra publicación. ¿Cuántos "likes" tengo?

Facebook y Twitter presentan un perfil de usuarios tan amplio que hoy en día es imposible definirlo. Pero se observan ciertos rasgos de la personalidad que pueden generar más ansiedad: egocentrismo, necesidad de atención, inseguridad, impaciencia o escasas habilidades sociales en el cara a cara. Personas tímidas en la vida real que demuestran su ingenio en la vida virtual. Pero su inseguridad permanece tras la pantalla del ordenador.

Evitar la ansiedad que provocan las redes sociales

El alcance de los problemas de ansiedad por las redes sociales irá en aumento gracias al smartphone. Hoy podemos estar pendientes de Facebook, de Twitter, de nuestro correo, etc. en cualquier momento y en cualquier lugar. El riesgo de dependencia no es lo peor de este acceso indiscriminado a las redes sociales, sino el nerviosismo de la espera, la inquietud. ¿Me han comentado? ¿me estoy perdiendo algo?

No se trata de demonizar las redes sociales, porque somos perfectamente conscientes de sus ventajas, de sus atractivos y hasta de su utilidad. Y lo cierto es que la ansiedad que genera la vida virtual se debe a un abuso de estas redes sociales. No podemos dejar de mencionar los efectos de Facebook y Twitter sobre el insomnio. ¿Sabemos usar las redes sociales?

No podemos considerar estas redes sociales como un sustituto de nuestra vida social. Debemos aprovecharnos de las ventajas de la tecnología, pero sin por ello dejar de lado esos cafés con las amigas a la salida del trabajo. Tampoco estaría mal establecer un horario para atender a nuestros amigos virtuales u ocuparnos de esa parcela de nuestra vida online, tal y como hacemos con nuestra vida real.

Puedes leer más artículos similares a Las redes sociales generan ansiedad: ¿sabes utilizar Facebook y Twitter?, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.