Dormir bien: el mejor tratamiento para superar la ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si los trastornos de ansiedad fueran más concretos, si pudiéramos establecer una causa precisa o delimitar el alcance de sus síntomas, probablemente ya habrían inventado un medicamento que acabara de raíz con la ansiedad. Pero resulta que la ansiedad es algo más complejo y, sobre todo, global.

Superar la ansiedad pasa por encontrar ese equilibrio entre mente y cuerpo, por mejorar la calidad de vida, por aprender a manejar las preocupaciones sin que acaben por manifestarse en forma de síntomas o dolencias físicas. Como siempre advertimos, la psicoterapia es imprescindible para curar la ansiedad, tan imprescindible como un gesto cotidiano al que no le damos importancia que merece, que es dormir. Y además, dormir bien.

Dormir bien para superar la ansiedad

Los trastornos de ansiedad van ligados irremediablemente a las alteraciones del sueño. El insomnio, se presenta como causa, síntoma y consecuencia, al mismo tiempo, de la ansiedad. Y además, aparece también como uno de los principales obstáculos para vencer la ansiedad, así como una de las situaciones que agravan los trastornos de ansiedad. Y es que la falta de sueño es el enemigo número uno del equilibrio emocional.

A pesar del papel fundamental que el sueño juega en nuestra calidad de vida, se trata de un hábito al que no le prestamos la atención que merece. Cuando dormimos mal, nos levantamos nerviosas, cansadas, alteradas, confundidas, preocupadas, desmotivadas...Lo cierto es que el insomnio crónico es uno de los principales desencadenantes de la depresión y también de los trastornos de ansiedad.

No dormir, o no dormir bien, hace que nuestro cuerpo no consiga el descanso reparador que necesita. De la misma manera, nuestra mente no puede "limpiar" los pensamientos negativos que se van acumulando y terminan por eliminar la ilusión. Este es el panorama en el que nos quedamos al no dormir: sin fuerzas, ni físicas ni psicológicas.

Higiene del sueño contra la ansiedad

El objetivo es lograr un sueño reparador, que nos de la energía que necesitamos para hacer frente a los problemas de ansiedad. Los beneficios de dormir bien se notarán además, en la disminución de la mayoría de los síntomas de la ansiedad. Menos nervios, menos preocupación, menos angustia, menos tristeza, menos inseguridad y, a cambio, más concentración, más claridad mental, más capacidad de reflexión, más energía y más control.

Pero no es fácil conseguir ese sueño reparador que, en todo caso, pasa por mantener lo que se llama higiene del sueño. La higiene del sueño consiste en una serie de pasos que deben ser rituales para meternos en la cama tranquilas, con la mente libre de preocupaciones, totalmente dispuestas a descansar y recibir todos los beneficios de dormir bien. Y eso es algo que se consigue con constancia y con paciencia.

Utilizar la cama solo para dormir, acostarnos siempre a la misma hora, crear en el dormitorio un ambiente relajado, evitar discusiones a última hora, cambiar el café o el té de la noche por alguna infusión relajante, cenar ligero y apagar el televisor un rato antes de dormir son algunos de los trucos que nos ayudarán a conseguir esa higiene del sueño y dormir mejor.

Puedes leer más artículos similares a Dormir bien: el mejor tratamiento para superar la ansiedad, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.