Estrés adolescente: sus fatídicas consecuencias

Enara Rey Parra

Sabemos que los adolescentes no están aún formados completamente como los individuos adultos que serán en un futuro. Su cerebro es una de las partes aún inmaduras y determinados aspectos como la ansiedad o el estrés pueden influir negativa y trascendentalmente en su desarrollo.

Eso ha concluido una investigación de la Universidad John Hopkins de EEUU, cuyos resultados –publicados en la prestigiosa publicación 'Science'- aseguran la relación directa entre los niveles elevados de una hormona producida por el estrés durante la adolescencia y la aparición de enfermedades mentales graves como la esquizofrenia o la depresión severa en la edad adulta. Un descubrimiento que recalca aún más la importancia de que los niños y adolescentes sean felices y no sufran episodios de estrés.

Cómo detectar el estrés adolescente

Cuando hablamos de estrés solemos relacionarlo directamente con el trabajo, pero olvidamos que la presión social o familiar, los estudios y muchísimos otros factores afectan a nuestros hijos provocándoles estrés también a ellos. Las nuevas tecnologías también han favorecido ciertos tipos de preocupaciones como el ciberacoso o el bullying.

La necesidad de sentirse aceptados entre sus amigos o sus compañeros es muchas veces un problema que más allá de generar ansiedad y estrés, acaba desembocando en problemas de comunicación e incluso agresividad.

Ahora que este estudio ha demostrado la relación directa entre el estrés adolescente y las enfermedades mentales graves es momento de plantar cara a un problema que afecta a muchos jóvenes. Es tiempo de poner solución antes de que sea tarde.