Cómo ayudar a la mujer ansiosa

Saúl C. Montaño Quintanilla
La ansiedad es un sentimiento de miedo. La fuente de este desasosiego no siempre se sabe o se reconoce, lo cual aumenta la angustia. Según los expertos, encontrar la causa que la desata es la solución más efectiva, y aunque esto no siempre es posible en solitario, no está de más intentarlo.


Cómo ayudar a la mujer ansiosa

Consejos para una mujer con ansiedad


El primer paso es elaborar una especie de cuestionario que nos ayude a dilucidar los factores que podrían estar ocasionando el exceso de ansiedad. Por ejemplo, qué situación me "dispara" los deseos de fumar, morir, contar, limpiar....sea cual sea la manía que adopta la ansiedad; ¿pienso en algo constantemente?; ¿por qué no consigo olvidar determinado problema si no es tan grave?

Identificada la causa, el siguiente paso es buscar una persona confiable dispuesta a escucharnos. Muchas veces el simple hecho de hablar con alguien es todo lo que necesitamos para calmar la ansiedad.

Si tal estrategia no resultara, busca entonces la ayuda de un terapeuta. Existen tratamientos eficaces contra la ansiedad y no es necesario habituarnos vivir con ella Por el contrario, estos padecimientos tienden a complicarse si no reciben las atenciones que merecen. Recursos de la Medicina Natural y Tradicional, como la acupuntura, la digitopuntura y la terapia floral han demostrado resultados en este campo.