¿Cómo acostar al recién nacido?

acostar recien nacido

Los recién nacidos, no saben cambiarse de postura, por lo que es muy importante que les acostemos boca arriba, ya que esta postura facilita la correcta respiración del bebé y evita el riesgo de muerte súbita. Durante mucho tiempo, se recomendaba acostarles boca abajo para evitar riesgos de atragantamiento por regurgitación pero en la actualidad, está totalmente desaconsejada. A partir de los seis meses, no debemos preocuparnos en exceso porque ya tienen fuerza para cambiarse de postura y son ellos los que eligen la más cómoda para dormir.

La cuna del recién nacido, hasta los 2 años, debe ser lo suficientemente segura recomendándose que tenga barrotes altos para que no trepe y que entre ellos, no pueda meter la cabeza. El colchón debe tener el mismo tamaño de la cuna y los somieres de madera son los más recomendables para los mas pequeños. Debe evitarse dentro de la cuna del recién nacido cualquier objeto con el que pueda taparse la cara como almohadas, mantas, cojines o edredones. Se recomiendan sin embargo acostar al recién nacido en un saco.

Evitar malos humos en casa es fundamental para asegurar la higiene respiratoria del recién nacido, evitando fumar en cualquier rincón de la casa. Cuida la temperatura de la habitación no dejando que supera los 20ºC.  

Lucía Gómez  •  jueves, 28 de julio de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x