'No puedo quedarme embarazada': el estrés, entre otras causas

El estrés como causa de infertilidad

Son muchas las parejas que tienen problemas para concebir un hijo, así como las mujeres que no consiguen llevar a término su embarazo. Y es que los problemas de infertilidad van en aumento sumándose numerosos factores ambientales a los factores físicos que impiden tener un bebé. Los avances médicos en el campo de la reproducción asistida ofrecen a muchas parejas la posibilidad de cumplir su deseo de ser padres, pero hoy en día hay un problema añadido al que tienen que hacer frente tanto hombres como mujeres: el estrés.

Causas de la infertilidad

Son muchas las causas que producen infertilidad, tanto en hombres como en mujeres. En los hombres puede deberse a la cantidad y calidad de los espermatozoides producidos, a impotencia sexual, a debilidad del sistema inmunitario, a algunas enfermedades como las de transmisión sexual y a problemas de drogodependencia y alcoholismo.

Por su parte, la infertilidad en las mujeres puede venir ocasionada por problemas hormonales, obstrucción de las trompas de Falopio, endometriosis, enfermedades de transmisión sexual, anticonceptivos hormonales y, en definitiva, por un sinfín de problemas ginecológicos. Pero hay un factor que viene a sumarse como uno de los más importantes a la hora de la reproducción y es el estrés, que puede influir tanto en hombres como en mujeres.

El modo de vida actual impone un ritmo y unas necesidades que hace que problemas como el estrés y la ansiedad sean cada vez más frecuentes. Las mujeres nos vemos especialmente sometidas a una presión social difícil de sobrellevar, porque se nos exige ser las mejores profesionales y desarrollar nuestra carrera en un tiempo récord para llegar a tiempo a la maternidad. La mujer se plantea ser madre a una edad cada vez más avanzada, y eso implica genera estrés ante el más mínimo fallo.

Técnicas de reproducción asistida

La presión por ser madre en un tiempo concreto, la necesidad de planificar en qué momento queremos o podemos quedarnos embarazadas produce un grado de estrés que hace más difícil tanto la fecundación como lograr que el embarazo llegue a su término. Y ese estrés no influye únicamente a la hora de quedarnos embarazadas de forma natural, sino que también es un impedimento importante para la lograr el éxito en las diferentes técnicas de reproducción asistida.

Los avances médicos en reproducción logran que muchas parejas cumplan su sueño y su necesidad de ser padres. Cada vez pueden solventarse más problemas médicos que dificultan la posibilidad de ser madre, pero el estrés viene a aliarse con la infertilidad frustrando, en muchos casos, los sucesivos intentos de concebir un hijo. Aun así, si tienes problemas de fertilidad, tienes a tu disposición varios métodos de reproducción asistida que pueden ayudarte a tener a tu bebé.

Uno de los métodos de reproducción asistida más utilizados es la inducción de la ovulación mediante hormonas, aunque los más conocidos sean la inseminación artificial y la fecundación in vitro. Cabe la posibilidad también de la donación de óvulos o la microinyección espermática. Pero advertimos que todos estos métodos requieren un tiempo y grandes dosis de paciencia, por lo que si quieres ser madre, es mejor que afrontes estos métodos lo más tranquila posible, alejándote del estrés y de la ansiedad. Así lo conseguirás antes

Laura Sánchez  •  domingo, 16 de diciembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x