Los guapos cobran más (mucho más)

Los guapos cobran más

Dicen que "la suerte de la fea, la guapa la desea", pero por desgracia no siempre ocurre así, especialmente en el entorno laboral, donde cada vez más el físico juega un papel fundamental a la hora de encontrar un trabajo y de ascender en la carrera profesional. En contra de lo que pudiera parecer, la discriminación por el físico no es exclusiva de las mujeres, sino que los hombres también están sujetos a la tiranía de la belleza física.

Los guapos ganan más

Hace ya tiempo que nos lo temíamos, pero recientemente se ha publicado un estudio que demuestra la diferencia salarial entre los hombres más guapos y los menos guapos. Al menos en Australia, un hombre atractivo puede llegar a ganar hasta 30.000 dólares más al año que uno menos agraciado. Eso es lo que se deduce del estudio realizado por la Universidad de Melbourne.

El motivo de que los hombres guapos cobren más no está aclarado, pero en un mundo donde la estética es tan importante no nos extraña nada. Podemos entender que una persona físicamente atractiva puede generar más confianza tanto entre sus compañeros como entre los clientes, pero estaríamos hablando de profesiones que implican una interacción con el cliente. Y no deja de parecernos injusto que se valore más la apariencia física que los méritos profesionales.

Esta relación entre belleza y salarios más elevados no se ajusta a todos los ámbitos laborales, sino que se limita a la empresa privada. Obviamente, un empleo que se consigue por medio de una oposición no tiene en cuenta el factor físico. Tampoco existe esta correlación entre belleza y poder cuando hablamos de las personas más influyentes y adineradas, ya que si echamos un vistazo a la lista Forbes veremos que no todos son tan guapos.

La importancia de la estética en el trabajo

De esta forma, el panorama laboral se presenta desalentador para el común de los mortales. Si no está ya bastante complicado encontrar trabajo, si te has pasado media vida formándote para tener un currículum que las empresas puedan tener en cuenta, ahora hay que hacer frente a una selección más: la belleza. No nos extraña que el número de operaciones estéticas por motivos laborales vaya en aumento.

Probablemente es exagerada la importancia que se le está dando a la belleza en el ámbito laboral, teniendo en cuenta que los cánones estéticos están sujetos a modas y cambios constantes, aunque sí entendemos que existan ciertas pautas en cuanto a la apariencia en el trabajo. Una imagen acorde al puesto que desempeñas es fundamental, pero de ahí a que exista una diferencia salarial por ser más o menos guapo va un largo camino.

Tal y como se están poniendo las cosas, con el número de parados aumentando cada día, con las escasas ofertas de empleo y la dificultad para llegar si quiera al proceso de selección, lo único que nos faltaba es que ahora además de tener que ser jóvenes, preparados y con experiencia, tengamos que ser guapos.

Laura Sánchez  •  miércoles, 16 de enero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x