Avril Lavigne: a 300 euros la foto

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

21 de junio. La mujer del día es hoy Avril Lavigne, por méritos propios bastante negativos. Hoy no es el cumpleaños de esta mujer que ha arrasado en el panorama musical internacional, ni hemos descubierto su cara más agradable, sino su lado más avaro. Y es que la cantante canadiense cobra 300 euros a sus fans si quieren fotografiarse con ella. Ojo, que no es la única.

Avril Lavigne, la diva intocable

Como cualquier personaje público Avril Lavigne está sujeta a infinitas críticas sobre su actuación más que sobre sus actuaciones. En esta ocasión, las críticas están justificadas por su abuso en el conocido "meet and greet", que no es sino la oportunidad de los fans de sacarse una foto con su ídolo, a la vez que la oportunidad de la estrella de turno para hacer caja.

Avril Lavigne sorprendió en sus fotos durante su gira por Latinoamérica por su pose de divismo. Por unos 300 euros, cualquier seguidor que esté dispuesto a gastárselos, puede sacarse una foto con esta artista canadiense a la que llama la princesa del pop-punk. Porque ya hay demasiadas princesas del pop a secas. La foto con la estrella tiene unas condiciones férreas, a saber, que no haya contacto físico entre la diva y el fan y que a ser posible no la mire a los ojos, no sabemos si por riesgo de petrificación inmediata.

Ante las críticas por esta actitud de divismo hasta el extremo, que han sido muchas, Avril Lavigne ha decidido compensar a sus seguidores con excusas en su Twitter y con alguna que otra foto en bikini para solaz de sus fans. El caso es que aún no entendemos bien cómo una artista de éxito, también económico, se aprovecha descaradamente de sus admiradores dando un nuevo sentido al "meet and greet", que debería ser un momento de acercamiento y no de explotación.

Pero no vayamos a mandar a la hoguera a Avril Lavigne por esta actitud, ya que son muchas las artistas que hacen lo mismo y con cachés más elevados que el de la cantante canadiense. Britney Spears, por ejemplo, cobra 500 euros por la foto, aunque se la puede tocar durante 3 segundos y Justin Bieber permite olerle el aliento por un módico precio que ronda los 2000 euros dependiendo de la zona geográfica. Ver para creer.