Irene Khan: en defensa de los Derechos Humanos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

20 de junio. La mujer del día es Irene Khan. En el Día Mundial de los Refugiados nos refugiamos en la reconfortante figura de una mujer que ha dedicado su vida a luchar contra la desigualdad, la pobreza o la discriminación. Una mujer que lucha y segurá luchando por preservar los Derechos Humanos en los lugares más desprotegidos y desfavorecidos.

Irene Khan; luchando desde Amnistía Internacional

Irene Khan nació en Bangladesh. Le tocó nacer en el lado de los privilegiados, pero eso no le impidió ver las tremendas desigualdades de su país. Las barreras entre ella y los más desfavorecidos no existieron en ningún momento, tal vez porque su padre, que era médico, la enseñó mediante su ejemplo que todos los seres humanos somos iguales, aunque no todos tengamos las mismas oportunidades.

Siendo consciente de que ella sí tenía la oportunidad, decidió aprovechar su posición privilegiada para combatir la injusticia, la pobreza, la discriminación. Vivió muy de cerca la situación de los refugiados, de esas personas desplazadas a la fuerza de su hogar víctimas de conflictos bélicos o persecuciones políticas. Y, sin convertirse en refugiada, ella misma también se marchó de Bangladesh.

Se marchó a estudiar Derecho y en Harvard se nutrió en Derecho Internacional. Así comenzó a participar activamente en organizaciones de ayuda al refugiado y pasó 20 años trabajando para ACNUR. Pero los refugiados no eran los únicos protegidos de esta mujer imparable que llegó a ser la Secretaria General de Amnistía Internacional. De hecho, la primera mujer que ocupó ese cargo en dicha organización.

Irene Khan no se ha quedado sentada en su despacho. En ningún momento ha dudado en presentarse en los lugares más conflictivos y se ha recorrido el mundo entero diciendo a los gobernantes lo que no querían oír. Hoy, en el Día Mundial del Refugiado, agradecemos el activismo de esta mujer capaz de enfrentarse a todo.