Luz Casal: una superviviente, una estrella

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

19 de octubre. la mujer del día es la Luz Casal, la cantante española de reconocido prestigio internacional que continua imparable componiendo canciones, grabando, actuando...dejando de lado al cáncer de mama que ha sufrido en dos ocasiones y que no ha querido convertir en un mal sueño, sino en una experiencia reveladora.

Luz Casal: la actitud positiva frente al cáncer

En este Día Mundial contra el Cáncer de Mama podríamos recordar a multitud de mujeres, famosas y anónimas, que han superado esta enfermedad. Si elegimos a la cantante Luz Casal es porque queremos insistir en el poder de sanación de una misma frente a la enfermedad. Los médicos son imprescindibles, sí, pero también lo es mantener una actitud positiva durante todo el tratamiento que te permita no solo sobrevivir, sino volver a la vida siendo un poco más sabia.

Luz Casal es una cantante de éxito. Lleva años haciéndonos estremecer con esa intensidad que le pone a sus actuaciones. Luz Casal es también una mujer poderosa, valiente y con una fuerza interior digna de admiración. Pero sobre todo, Luz Casal es una superviviente que considera sus dos encontronazos con el cáncer de mama dos accidentes en el viaje de la vida. Dos accidentes a los que ha sabido encontrarles su lado positivo.

Alguien se preguntará cómo es posible encontrar algo positivo en una enfermedad como el cáncer. Alguien incluso puede ofenderse. Pero la verdad es que cualquier experiencia negativa, cualquier experiencia traumática puede servirnos para reflexionar, para buscarnos a nosotras mismas, para aprender a relativizar y para saber distinguir lo que de verdad importa en la vida. Y Luz Casal aprovechó su enfermedad y su tratamiento contra el cáncer para ver la vida desde otro punto de vista.

Dice Luz Casal que no se siente un ejemplo de nada. Nosotras creemos que sí. La vemos actuando, con su enfermedad relegada al pasado, con la misma sonrisa franca, su mirada limpia y su voz intensa. Y no podemos evitar pensar que se puede, que nosotras también podremos sobrevivir y regresar más fuertes que nunca.