Recaída en el cáncer de mama: cómo afrontrarlo

Recaída cáncer de mama

El número de mujeres que supera un cáncer de mama va en aumento gracias a los avances médicos en los tratamientos frente al cáncer. Desde el momento de su diagnóstico, la mujer con cáncer de mama tiene altas probabilidades de vencer al cáncer, sin embargo cerca de un 40% de las mujeres que han superado un cáncer de mama sufren una recaída 2 ó 3 años después. La situación se vuelve entonces más difícil de afrontar.

Por qué se sufren recaídas en el cáncer de mama

A pesar de la alta tasa de curación en un cáncer de mama, hay un gran número de mujeres que vuelven a sufrir esta misma enfermedad pasado unos años. No se trata de una metástasis, sino de otro cáncer de mama con entidad propia. Las causas de estas recaídas se desconocen, pero los especialistas apuntan a esas células cancerosas que han sobrevivido al tratamiento anterior y pueden permanecer ocultas durante años.

Evidentemente, la recaída del cáncer también depende del tipo de tumor detectado, pero hay estudios que indican que la obesidad también es un factor de riesgo importante en la reaparición del cáncer de mama. Parece que el sobrepeso incrementa en un 17% las recaídas en el cáncer de mama y en un 23% el riesgo de muerte. Se trata, en todo caso, de un aspecto sobre la salud de las mujeres en el que hay que seguir investigando.

Cómo afrontar una recaída en el cáncer de mama

El proceso de curación del cáncer de mama, como el de cualquier otro tipo de cáncer, es largo y complicado. Meses de tratamientos hormonales, de quimioterapia y radioterapia, con los efectos secundarios que ello implica. Pero aunque se trata de un camino difícil, lo cierto es que va avalado por un alto grado de esperanza en la curación. Una vez que la mujer ha logrado superar el tratamiento y recibe la noticia de que está curada de su enfermedad, lo único que espera es poder olvidar cuanto antes los duros meses pasados luchando contra el cáncer.

Por eso supone un duro golpe el anuncio de su recaída en el cáncer de mama. Las inseguridades y los miedos del primer diagnóstico vuelven a aparecer, ahora con más intensidad, por lo que esas mujeres que tienen que hacer frente a la enfermedad por segunda vez van a necesitar un fuerte apoyo psicológico, un soporte familiar importante y una entereza mayor si cabe que la primera vez.

Es también muy importante que estas mujeres estén rodeadas de un equipo médico, no sólo competente, sino también empático, que las informen en todo momento y con claridad del estado real del tumor, de las posibilidades de una segunda curación y de los diferentes tratamientos con los que pueden contar. En cualquier caso, los especialistas son optimistas también en estos casos de recaídas en el cáncer de mama y las últimas investigaciones en los tratamientos frente a este cáncer apuntan a convertir el cáncer de mama en una enfermedad crónica, pero no mortal.

Laura Sánchez  •  martes, 13 de noviembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x