Inician un ensayo clínico de vacunas personalizadas contra el cáncer de mama

Inician un ensayo clínico de vacunas personalizadas contra el cáncer de mama
La Clínica Universidad de Navarra ha anunciado el inicio de un ensayo clínico para comprobar la eficacia de la aplicación de vacunas personalizadas para reducir las recaídas en cáncer de mama. Las vacunas están elaboradas con células dendríticas del sistema inmune de la paciente y estimuladas con su propio tumor para reducir la progresión del cáncer de mama en un subgrupo determinado de esta enfermedad, aquél en el que las células tumorales no expresan la proteína HER2.

El estudio, pionero en aplicar esta terapia combinada con el tratamiento estándar, tiene como investigadora principal a la doctora Marta Santisteban, coordinadora del Área de Cáncer de Mama del departamento de Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra, y ha obtenido el respaldo y apoyo de CAIBER (Plataforma Española de Ensayos Clínicos).

Los resultados preliminares respecto a un aumento de respuestas del tumor (reducción de su tamaño e incluso desaparición) a los tratamientos combinados de quimioterapia e inmunoterapia de este ensayo clínico podrían obtenerse en mayo de 2012, señala en un comunicado esta especialista.

El ensayo ha sido aprobado recientemente y todavía mantiene abierta la fase de reclutamiento de pacientes: mujeres diagnosticadas de cáncer de mama en estadíos II y III, correspondientes a tumores no metastásicos, de más de 2 centímetros, con o sin afectación ganglionar.

Las que participen en él recibirán el tratamiento convencional (quimioterapia para reducir el volumen de la enfermedad, extirpación del tumor y radioterapia), además de las vacunas personalizadas durante el tratamiento con quimioterapia antes de la intervención y posteriormente como mantenimiento.

El proyecto combina las vacunas con el tratamiento tradicional


Y es que el proyecto complementa el tratamiento oncológico tradicional con un calendario vacunal de dos años de duración, con un mínimo de 6 y un máximo de 14 vacunas mediante inyección intradérmica. Estas vacunas autólogas se elaboran en el laboratorio de Terapia Celular de la Clínica Universidad de Navarra con las células tumorales extraídas de la propia paciente y para ello se realizará una biopsia del tumor, se procesarán las células tumorales y de ellas se obtendrán los antígenos (molécula capaz de inducir una respuesta del sistema inmune).

Además, a la paciente se le extraerán también células de su sistema inmunológico (monocitos que se transforman en células dendríticas) para que en el laboratorio se pongan en contacto los antígenos del tumor con las células del sistema inmune a fin de conseguir así que las propias defensas de la paciente reconozcan al tumor como una amenaza para su organismo y lo puedan atacar.

Con las células dendríticas obtenidas de su sistema inmune, procesadas después con los antígenos del propio tumor, se elaborarán las vacunas contra la enfermedad que se administrarán a esa determinada paciente. Según Santisteban "se trata de reforzar el sistema inmune para defender al organismo de las células tumorales", un tratamiento que se ha probado con éxito en otro tipo de tumores pero nunca en cáncer de mama antes de la cirugía y como mantenimiento.

EFE  •  jueves, 7 de abril de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x