Sofía Loren: levantando pasiones a los 80

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

20 de septiembre. La mujer del día es hoy Sofía Loren, la actriz napolitana que a sus 80 años sigue siendo una mujer exuberante. Poco importa la edad porque esta mujer es un mito y nos ha demostrado que las auténticas estrellas nunca se apagan. Frente a una sociedad que rinde culto a la juventud de forma enfermiza, se alza poderosa la figura de Sofía Loren.

Sofía Loren: la abuela exuberante

Que con 80 años siga levantando pasiones dice mucho de la magia que rodea a Sofía Loren. Esta mujer que ha sido una de las musas más espectaculares del mundo del cine mantiene ese aire sensual y poderoso que siempre la ha caracterizado. Sofía Loren no es solo una leyenda viva, es una mujer tan especial que mantiene intacto todo su atractivo.

Sofía Loren no aparenta ser una jovencita, pero tampoco aparenta su edad. Al menos no es la típica abuela de 80 años que tenemos en la cabeza. Ella es una abuela exuberante. Puede que sea esa arrolladora vena italiana que mantiene a algunas mujeres siempre bellas sin importar la edad. No hay más que fijarse en otra estrella italiana, Monica Bellucci, que también apunta maneras para eso de mantener inalterable su belleza.

Intuimos que si existe el secreto de la eterna juventud debemos ir a buscarlo a tierras italianas. O tal vez su imperturbable belleza no sea sino la consecuencia de su autenticidad como estrella. ¿Cuántas de las estrellas de cine actuales serán capaces de conservar todo su resplandor en la vejez? No imaginamos a la oscarizada Jennifer Lawrence, ni a la gurú Gwyneth Paltrow, ni siquiera a nuestra querida Penélope Cruz brillando en todo su esplendor en la alfombra roja con esa edad.

Viendo a Sofía Loren no perdemos la esperanza, porque ella es la perfecta imagen de cómo una mujer puede encontrar su plenitud a cualquier edad, de cómo la mejor época en la vida de una mujer no se establece en una década determinada. Porque los 30 no son necesariamente los mejores, ni los 40, ni los 50, pero pueden serlo si así nos lo proponemos.