Historia de amor pasional: Elizabeth Taylor y Richard Burton

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Dos grandes actores, dos grandes figuras, ambos con una personalidad arrolladora que decidieron vivir su historia de amor con el máximo nivel de intensidad. Elizabeth Taylor y Richard Burton no vivieron un amor de película, vivieron una historia de amor eterno, tórrida, tormentosa, una historia de amor pasional que trascendió sus propias vidas para convertirles en el paradigma del "ni contigo, ni sin ti".

De Cleopatra a Liz Taylor

Esta historia de amor pasional entre Liz Taylor y Richard Burton empezó durante el rodaje de la superproducción "Cleopatra", allá por el año 1963. Ambos actores se debieron tomar tan a pecho sus papeles, que se vieron obligados a revivir la historia de amor de Marco Antonio y Cleopatra en su vida real. Un amor tormentoso, con idas y venidas, con despedidas y vueltas, peleas y reconciliaciones, pero siempre, con la necesidad del otro.

Que ambos estuvieran casados cuando empezaron su apasionada historia de amor, no fue un obstáculo para derrochar deseo y euforia en cada escena. Más tarde, ambos se divorciarían y formarían un matrimonio durante 10 años. Una década de amor obsesivo, de dependencia mutua en la que no faltaron la enfermedad, las drogas y las peleas. Pero a pesar de los problemas, a pesar de sus diferencias, no podían vivir sin el amor del otro.

El temperamento de Richard era complicado. Era un galés rebelde, díscolo, con firmes convicciones políticas nada adecuadas para una vida en Hollywood. Era también un atormentado que transmitía una fachada de poder y excentricidad. Richard decía que no estaba muy seguro de su sexualidad, pero que estaba muy seguro de que se acostaría con cualquier persona, hombre o mujer, que le gustara. Todo eso a pesar de Liz.

Ni contigo, ni sin ti

Porque Richard amaba a Liz Taylor hasta el extremo, pero eso no le impedía vivir la vida como le diera la gana. La relación de este matrimonio estuvo marcada por la pasión, a juzgar por las referencias de ambos a su hambre insaciable del otro, a su compenetración en la cama, a la urgencia con que se buscaban ambos cuerpos.

Cuentan que ya divorciados, los dos actores se encontraron en una fiesta y, delante del nuevo marido de Liz, Richard, visiblemente ebrio, le pidió a su ex mujer que le acompañase a casa, ya que solo él era capaz de satisfacerla sexualmente. Cuentan también que esa noche, Elizabeth Taylor dejó a su marido en la fiesta para acostarse con Burton.

Pero esta historia de amor pasional es también una historia de amor imposible y ambos tuvieron que seguir su vida sentimental por separado, si no querían destruirse el uno al otro. Sin embargo, a pesar de sus nuevos amores, a pesar de la distancia, tanto Liz como Richard estuvieron de acuerdo en que habían vivido el amor de su vida.

Puedes leer más artículos similares a Historia de amor pasional: Elizabeth Taylor y Richard Burton, en la categoría de Historias de amor en Diario Femenino.